jueves, 31 de diciembre de 2009

De Bertha C. Ramos. Escritora.


ESCRITORA
Ya no hay viento, las palmeras ahora son más verticales, no hay abejas, no hay chicharras. La tierra ha dado la vuelta. Y con ella dio la vuelta una escritora amarrada fuertemente de su silla. En La torre de Pompeya se preguntan por qué no siembra tomates, o baldea las porquerizas.
CuentosdeBCRamos. (De En la Torre de Pompeya)
Fotografía: Juliana Palencia.

De Enrique Molina. Adiós.

Un día más, sólo un minuto más, para estar vivo
y despedirme de cuanto amé.
Para decir adiós a las cosas que vi y toqué mientras moría
          desde el instante mismo en que nací.
Y vino el niño con el premio que sacó en el colegio por su
          sabiduría,
y el ala de la gaviota golpeando en lo infinito con su vuelo,
vino la cabellera derramada y el rostro de la misteriosa
mujer que estuvo a mi lado, en el lecho, sin que yo lo supiera,
y el río con su lenta corriente musculosa
a través de cada mueble, de cada objeto y cada gesto
de quien me ve partir, ¡oh Dios mío!
Un instante más aún en el suelo que pisé,
en el aire de mi respiración
sofocada por el amor, en los vestigios de la pasión,
con cuanto -mosca o sol- me deslumbró en este extraño
planeta, donde perduré año tras año, presintiendo
este límite de espumas, este revuelto torbellino
de la despedida, yo, que tanto fui deslumbrado
por la centelleante atracción de la tierra,
por cuanto fue caricia o solamente un espejismo del mundo
         en mi destino.
Así, pues, despídome de los caballos, de la canoa,
los pájaros, el gato y sus costumbres. Déjame
una vez más mirar las flores y la lluvia. Es este
el trágico instante en que uno descubre
el delirio misterioso de las cosas, sus raíces secretas,
el instante supremo de decir adiós
a cuanto se adoró en esta vida.
Enrique Molina,Buenos Aires,1910-1996. De El adiós.
"La poesía de Molina, como un cuchillo, no describe, se hunde en la realidad." Octavio Paz.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

De Miguel Iriarte. Poemas reunidos.


TODA DE SAL

“Tu estatua está extendida más allá de las olas”
P. Neruda
Es cierto.
De este lado
                   del mar
todo está hecho:

El reloj el rojo los puñales
la franca soledad los edificios
el grito
y el naufragio
                   —adrede—
Más allá, el resto:
                                      TU
Toda de sal
                 indecisa en medio de lo último,
y así,
subversiva del deseo.

Poemas reunidos es una antología de la obra completa de Miguel Iriarte realizada por él mismo, para la Colección poética Un libro por centavos, que lidera la Decanatura Cultural de la Universidad Externado de Colombia. Este poeta, como lo afirma Gustavo Ibarra Merlano, “sondea muchos abismos de la vida, muchos lugares oscuros, nos lleva a ellos, los señala, pero los deja en penumbra porque hay sitios donde nunca puede llegar la luz y sin embargo tenemos que dar testimonio de ellos”.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Lanzamiento del libro MUJERES QUE ALZAN LA VOZ, Buenos Aires.


MUJERES QUE ALZAN LA VOZ, lanzado en Buenos Aires el 14 de diciembre, publicación de cuentos y poemas premiados en los Concursos Interamericanos de Cuento y Poesía 2005-2008. Fundación Avon. Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires,( MALBA).

UN CERO EN MEDIO SAN JUAN.
Por Bertha Cecilia Ramos.
Desde que tengo memoria me gustó apostarle al cero porque me parezco a él. Nací
en un sitio olvidado llamado Medio San Juan. Medio. Cualquiera podría pensar que
no es un sitio completo, pero su nombre se debe a que se encuentra ubicado en el
trayecto central del caudaloso San Juan. En un cruce intrascendente de la selva con
el río, donde nacen por igual las personas, los helechos y las mulas, seducidos por
el eco de las lluvias.
Recuerdo cuando mi madre se bañaba en esas aguas, cuando yo era para ella una
ilusión y ella para mí

viernes, 4 de diciembre de 2009

CARNAVAL INTERNACIONAL DE LAS ARTES 2010. Barranquilla.


Los artistas del IV Carnaval

Por Heriberto Fiorillo
Con seguridad, los nombres de Paco Ibáñez, Johnny Ventura, Fabiana Cantilo, Mayra Caridad Valdés, William Ospina, Laura Restrepo, Celso Piña, Marina Danko y Sebastián Palomo Linares atraerán a un gran número de barranquilleros que buscarán verlos, escucharlos y admirarlos en el IV Carnaval Internacional de las Artes, del 27 al 31 de enero próximo, en los teatros Amira de la Rosa, el José Consuegra Higgins y los jardines del primero.
La gente los conoce. Paco Ibáñez es la primera figura mundial de la canción poética; Johnny Ventura, uno de los intérpretes más recordados en el Carnaval de Barranquilla; Fabiana Cantilo, junto con Fito Páez (su ex compañero) y Charlie García, forma parte del ‘Olimpo’ del rock en español. Mayra Caridad Valdés, una de las mejores voces femeninas de

domingo, 29 de noviembre de 2009

De Mario Benedetti. Pausa.


De vez en cuando hay que hacer
      una pausa

contemplarse a sí mismo
      sin la fruición cotidiana

examinar el pasado
      rubro por rubro
      etapa por etapa
      baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades

Picasso, retrato de Dora Maar.

De Borges en la escuela Freudiana de Buenos Aires.


“Y si no creemos en Dios, podemos suponer que todo el pasado nos escribe, que este momento es la cifra escrita por todos nuestros infinitos ayeres, por todo el proceso cósmico anterior, por toda la historia del mundo hasta llegar a nosotros. Ahora somos esa escritura y a su vez seremos causa de otra escritura, que será el momento o los siglos que sucedan a este momento. Yo creo en la fatalidad. No quiero decir que crea en un Dios que lo sepa, que sepa que todo está prefigurado, pero no creo en el libre albedrío. Cada instante nuestro está determinado por toda nuestra vida anterior y ¿por qué no?, por toda la historia universal anterior o por todo el proceso cósmico. Creo, sin embargo, que el libre albedrío es una ilusión necesaria. Por ejemplo, si me dicen que yo no tengo libertad para poner sobre la mesa la mano derecha, que necesariamente pondré la izquierda, me rebelo ante esa idea; pero una vez he puesto la mano derecha, acepto que no ponerla hubiera sido del todo imposible, que eso está tan prefijado como el curso de las naciones, la guerra, todo lo que sucede, en fin. Yo acepto eso en lo que se refiere al pasado, que toda mi vida ha sido prefijada; pero para seguir obrando necesito creer en el libre albedrío. Necesito creer, por ejemplo, que puedo elegir entre ”vocablo” y “palabra”, aunque realmente, una vez que he dicho una de las dos, sé que era fatal que la dijera; pero necesito la ilusión del libre albedrío para seguir viviendo, porque nada importa que toda mi vida haya sido un esclavo si me siento libre ahora, si en este momento gozo de esa libertad, tal vez ilusoria, del libre albedrío”.
Borges, El poeta y la escritura, pág. 119. Del libro Borges en la escuela Freudiana de Buenos Aires.

El primer grito.Documental de Gilles de Maistre

Cuenta el Talmud que, mientras permanece en la panza de su madre, un niño posee todo el saber acumulado en sus vidas anteriores. Por eso antes del nacimiento aparece un ángel que sella el labio del afortunado con un dedo, conminándolo así a mantener ese saber en secreto.

La intervención angelical deja una huella en el rostro del bebé: la pequeña hendidura entre el labio superior y la base de la nariz. En ese preciso instante, el niño ingresa a la vida olvidándolo todo… y grita por primera vez.
http://www.youtube.com/watch?v=bHW4RdsMRGw

viernes, 27 de noviembre de 2009

De Bertha C Ramos. Paisaje con dos mujeres.


En plena floración primaveral llegó una mañana Muerte en busca de Joven. Joven se miró al espejo y pasó luego sus ojos con cautela sobre el armazón de huesos.
--Aún no es hora, le dijo Joven, no debemos salir juntas. Si te vieran escoltando mi  fastuosa juventud causarías tantas burlas que podrías morir de pena eternamente.

Muerte se miró al espejo y transigió. Por más de sesenta años Joven pagó gimnasios, pagó masajes, pagó terapias, pagó recortes, pagó laxantes, pagó efedrina, pagó dietéticos y diuréticos. Un otoño volvió Muerte. Vieja se miró al espejo y transigió. Atravesaron la ciudad y caminaron cerro arriba sin encontrar a su paso quien al menos le dijera adiós a Vieja. Aún bajo la fosforescencia de aquel atardecer, hubiera sido imposible distinguir a una de otra.
CuentosdeBCRamos. De Ligeras Historias)




Hans Baldung Grien.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

El dedo. Feng Meng-lung

Un hombre pobre se encontró en su camino a un antiguo amigo. Éste tenía un poder sobrenatural que le permitía hacer milagros. Como el hombre pobre se quejara de las dificultades de su vida, su amigo tocó con el dedo un ladrillo que de inmediato se convirtió en oro. Se lo ofreció al pobre, pero éste se lamentó de que eso era muy poco. El amigo tocó un león de piedra que se convirtió en un león de oro macizo y lo agregó al ladrillo de oro. El amigo insistió en que ambos regalos eran poca cosa.
-¿Qué más deseas, pues? -le preguntó sorprendido el hacedor de prodigios.
-¡Quisiera tu dedo! -contestó el otro.

martes, 24 de noviembre de 2009

De Bertha C Ramos. LUTO CERRADO


Viudo lloró a Mujer con el mismo melodrama con el que vivía las derrotas de su equipo de fútbol. Cero palabras. Cero alimento. Cero sexo manual. Escasamente sistemáticas entradas al baño. Quienes no conocían a Viudo antes de viudo, hubieran podido creer que se moriría también, pero quienes sabían de su espíritu pagano y su fascinación por cuervos y serpientes, comprendían su riguroso luto y su mirada vana.
Mujer, por el contrario, ya no sabría nunca más nada de nada. Ni de historias o histerias. Ni de penes o penas. Ni de rutas o putas. Ni de sones o rones. Ni de suertes o muertes. No sería testigo de cuánto disfrutaría Viudo después de viudo. Esa fue precisamente la razón por la que Viudo lloró a Mujer con el mismo melodrama con que vivía las derrotas de su equipo de fútbol
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras historias)
Egon Schiele. Autorretrato pellizcándome la mejilla.

De Akiko Yosano.

Porque son tan pequeñas
mis canciones,
creen que estoy midiendo las palabras.
Pero no es que yo ahorre mis canciones
Sino que yo no puedo añadir nada.
Mi alma, distinta al pez, no tiene agallas,
Canto con una sola bocanada.
http://www.elpais.com/articulo/narrativa/Trastorno/cambios/elpepuculbab/20071020elpbabnar_10/Tes
Akiko Yosano. Poesía japonesa contemporánea.
(1878-1942) escritora y poetisa japonesa que se destacó como pionera en el feminismo, pacifista y reformista social. Su verdadero nombre era Yosano Shiyo. Es una de las más famosas, y más controvertidas, poetisas de la literatura moderna de Japón.

domingo, 22 de noviembre de 2009

De Bertha C Ramos. Diálogo entre mujer y conciencia.

Leonel Góngora, Erótica.
Que hubo cielo despejado, lo hubo. Que noche larga, larga, larga, también. Que la humanidad pareció una molécula mientras ella tuvo adentro un solo hombre. Que entonces cupieron también en ella todas las palabras, las herramientas y las fórmulas matemáticas. Pero como toda mujer, Ella hubiera querido más. Le habría gustado que además le dijeran sumisamente te quiero.
Fue esa la hora obligatoria de la pregunta ¿qué soy?
Una voz, la misma voz sentenciosa de siempre le respondió: No eres más que una hija.
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)

sábado, 21 de noviembre de 2009

De Manuel Blanco-González. La grotesca y pesada pirueta



yo estoy corriendo
y en algún momento daré una pirueta
una graciosa pirueta
y quedaré tendido
después de haberme lanzado por el aire
en una curva curiosa extraordinaria

yo estoy corriendo
y la amorosa muerte me tomará en la carrera
esa dulce muerte que me pertenece
porque me la han dado y nadie podrá quitármela

yo estoy corriendo
malditos fantasmas
con mi poderosa carrera
que no se detiene aunque estoy cansado

estoy corriendo y las margaritas no me alcanzan

después luego daré una pirueta
una hermosa pirueta
y quedaré tendido.
(De Canción desnuda.)                                                                                                      Toulouse Lautrec, Loie Fuller.

EL INCONSCIENTE Y EL LENGUAJE. Jacques Lacan.

El inconsciente es ese capítulo de mi historia que está marcado por un blanco u ocupado por un embuste: es el capítulo censurado. Pero la verdad puede volverse a encontrar; lo más a menudo ya está escrita en otra parte. A saber:
—en los monumentos: y esto es mi cuerpo, es decir el núcleo histérico de la neurosis donde el síntoma histérico muestra la estructura de un lenguaje y se descifra como una inscripción que, una vez recogida, puede sin pérdida grave ser destruida;
—en los documentos de archivos también: y son los recuerdos de mi infancia, impenetrables tanto como ellos, cuando no conozco su proveniencia;
—en la evolución semántica: y esto responde al stock y a las acepciones del vocabulario que me es particular, como al estilo de mi vida y a mi carácter;
—en la tradición también, y aún en las leyendas que bajo una forma heroificada vehiculan mi historia;
—en los rastros, finalmente, que conservan inevitablemente las distorsiones, necesitadas para la conexión del capítulo adulterado con los capítulos que lo enmarcan, y cuyo sentido restablecerá mi exégesis.
Función y Campo de la palabra y del lenguaje en psicoanálisis. Escritos 1. 1955

viernes, 20 de noviembre de 2009

De Olga Orozco. Detrás de aquella puerta.

Fotografía: Mauricio Ramírez. Ellora Caves, India.
DETRÁS DE AQUELLA PUERTA
En algún lugar del gran muro inconcluso está la puerta,
aquella que no abriste
y que arroja su sombra de guardiana implacable en el revés de todo tu destino.
Es tan sólo una puerta clausurada en nombre del azar,
pero tiene el color de la inclemencia
y semeja una lápida donde se inscribe a cada paso lo imposible.
Acaso ahora cruja con una melodía incomparable contra el oído contra el oído de tu ayer,
acaso resplandezca como un ídolo de oro bruñido por las cenizas del adiós,

jueves, 19 de noviembre de 2009

De Hernán Miranda. Año de Gracia.

Con cuatro tubos metidos en su cuerpo:
"Uno para su nariz,
"Otro en la boca,
"El tercero para sus funciones naturales
"Y el cuarto para sacar lo que hay en su estómago",
A los veinte días del venturoso mes de noviembre
Del Año de Mil Gracias de 1975
Y faltando 20 minutos para las cinco de la mañana en Madrid
Ha muerto lo que quedaba de Franco
Mientras en toda España a prisa cantaban los gallos.                              Picasso. Matanza en Corea.
Hernán Miranda, Chile.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Complicaciones lingüísticas entre hombre y mujer enamorados. Bertha C. Ramos.


Complicaciones lingüísticas entre hombre y mujer enamorados. (Tratando de dejar claro que se aman). Abril. Siglo XXI. Escena que se repite en cualquier parte. Podría ser en un cuartito del 1744 de Bartolomé Mitre, en Buenos Aires, en un asentamiento beréber de Marruecos, o en el 7442 de Roosevelt St, en Hollywood, Florida. Da lo mismo. Hombre querría haber dicho que anteriormente no era mejor hombre. Que aquellos días no lo trasnochaba el espejismo de las estrellas, ni la ambigüedad de los poetas. Que la vida era tajante. Contar ovejas era sólo contar ovejas, un sí o un no, palabras inquebrantables, verde y rojo dos colores desiguales, y tener sexo era el amor, no tenerlo, el olvido. Mujer desearía haber dicho que ahora es mejor mujer. Que trasciende lo enigmático y lo absurdo. Que verde y rojo son complementarios, tener sexo es sólo tener sexo, y amor y olvido, estados provisionales. Hombre y mujer enamorados, hubieran querido decir que las ciudades parecen recién pintadas y los cementerios vigorosos, y grises todas las teclas de los pianos. Que una cabeza de ajo puede ser un crisantemo y un roscón de guayaba una argolla de compromiso. Hombre en realidad pudo decir, que ahora no es mejor hombre, pero que no podría decirse que es peor. Mujer dijo a su vez que antes no era peor, pero ahora no es mejor. Hombre y mujer enamorados, creyeron dejar bien claro que se aman. Que no habían sido mejores o hubieran sido peores que habrían podido ser antes o después pero estaban siendo ahora que fueron y que serían seguramente. Abril. Siglo XXI.
CuentosdeBCRamos. (De Hombre Macho y Mujer Hembra con cierta dificultad para entenderse)
Egon Schiele, El abrazo.

De Darío Jaramillo Agudelo. De "Poemas de amor" 1986


Primero está la soledad.
En las entrañas y en el centro del alma:
ésta es la esencia, el dato básico, la única certeza;
que solamente tu respiración te acompaña,
que siempre bailarás con tu sombra,
que esa tiniebla eres tú.
Tu corazón, ese froto perplejo, no tiene que agriarse con tu sino solitario;
déjalo esperar sin esperanza
que el amor es un regalo que algún día llega por sí solo.
Pero primero está la soledad,
y tú estás solo,
tú estás solo con tu pecado original -contigo mismo-.
Acaso una noche, a las nueve,
aparece el amor y todo estalla y algo se ilumina dentro de ti,
y te vuelves otro, menos amargo, más dichoso;
pero no olvides, especialmente entonces,
cuando llegue el amor y te calcine,
que primero y siempre está tu soledad
y luego nada
y después, si ha de llegar, está el amor.

Edvard Munch. Despair 1893-94

De Fernando Calero de la Pava. Obra secreta.

Estando en la cárcel presto dinero. Vivo cargado, como un cacique inca, con el oro que me dan para respaldar la deuda. La gente va por los corredores tenebrosos. Juegan el dinero que les presto en los garitos, en los patios desolados, en los corredores como tumbas, ateridos por el frio. Los atracadores, los heroinómanos, los estafadores, los homicidas, juegan el dinero que ambiciosamente esperan multiplicar.
Soy el prestamista y todos cuidan las pertenencias que yo me cuelgo al cuello, la mayoría de ellas mal habidas en los extramuros.
Llevo tres anillos en cada dedo, infinitas cadenas en el cuello, medallas del Divino Niño en los bolsillos, vírgenes renacentistas que me acompañan hasta los baños.
Los prestamistas tradicionales me quieren matar. Les he dañado el negocio. Ellos prestan al veinte por ciento semanal y yo no cobro nada. Yo únicamente facilito la vida a los miserables.
                         Mi única compensación es el poder.
Fernando Calero de la Pava. Psiquiatra, cuentista y poeta nacido en Cali, Colombia, en 1954.

martes, 17 de noviembre de 2009

De Raúl Gómez Jattin. Te quiero burrita.


TE QUIERO BURRITA
Porque no hablas
ni te quejas
ni pides plata
ni lloras
ni me quitas un lugar en la hamaca
ni te enterneces
ni suspiras cuando me vengo
ni te frunces
ni me agarras
Te quiero
ahí sola
como yo
sin pretender estar conmigo
compartiendo tu crica
con mis amigos
sin hacerme quedar mal con ellos
y sin pedirme un beso
Edward Hooper.Excursion Into Philosophy.

viernes, 13 de noviembre de 2009

El Macondo que nos toca. Por Heriberto Fiorillo.

Publicado en El Heraldo, de Barranquilla. Viernes 13 de noviembre de 2009.
Gerald Martin, el biógrafo oficial de Gabriel García Márquez resaltó en su última visita a nuestra ciudad la importancia del llamado Grupo de Barranquilla en la vida y la obra del Premio Nobel de Literatura.
En numerosas ocasiones el más grande escritor colombiano ha

MUJER SOLA CUYA SOLEDAD NO TIENE QUE VER CON EL ADIÓS DE UN HOMBRE. Bertha C. Ramos.




Mujer Sola se fue haciendo a lo largo de la vida como haciendo pintura. Sombras, puntos y volúmenes fueron su definición y su clausura. Diminutas pinceladas dibujaron sus congojas amarillas, sus  índigas turbaciones y sus rabias  solferinas. Mujer Sola trazó con negro sus confines, gruesas líneas que enmarcaban su figura juvenil. Nada quiso poseer por no perderlo, por tanto no se dispuso a las despedidas. Se negó a dejar crecer flores silvestres en su jardín, por no ver como caían los capullos con las lluvias tormentosas. Sus únicas pertenencias, heredadas sin afanes, fueron algunos abanicos sevillanos, un poporo quimbaya y dos o tres dolencias crónicas. Además, sus padres y hermanos. La sangre ardorosa que compartían los convirtió en una tribu paranoica, pero como eran porfiados, pudieron construirse una historieta familiar. Mujer Sola no deseaba nada, porque el deseo es una cárcel llena de presos peligrosos. En un asomo prematuro de su soledad, se consagró a cuidar de su mamá con la esperanza de que muriera temprano. Pero el tiempo y el diablo, eternos conspiradores, la destinaron a vivir descomedidamente, y cuando murió, Mujer Sola sintió alivio y una gran expectativa. Para entonces, ya del mundo y de su cuerpo pocas cosas le importaban. Le dijo no a los gatos, a arbitrariedad de las enredaderas y a diferenciar los días de la semana. Le dijo sí a los otoños, a las hojas moribundas de los sauces y a las miradas austeras de los orientales por su cercanía con lo letal. Le dijo quizás a un hombre que pasó de largo varias veces envuelto en la mortaja de un día invernal, pero cuyos labios prometían pocas palabras y besos primaverales. Al principio Mujer Sola lo ignoró, sin embargo, una boca entreabierta y una lengua jugosa, dieron cuenta de que una antigua intimidad existía entre ambos. Así que fue sólo un reencuentro y una serie de movimientos ondulados para reacomodarse, como sucede cada vez que hay un reencuentro; después, una confusa convivencia. Fue entonces cuando  Mujer Sola quiso escribirse entre la historia que ese hombre traía escrita. Él lo supo y por decencia no le dijo que no, pero al poco tiempo le restituyó el mando sobre su cuerpo sin gestos desgarradores, y colocó  sendos adioses entre los pliegues de sus axilas. También le entregó una foto donde ella estaba realmente sola sentada en una colina de Lituania. Mujer Sola vio su obra terminada.  

CuentosdeBCRamos. De Hombre Macho y Mujer Hembra con cierta dificultad para entenderse.
Fotografía: Mauricio Ramírez, India.

jueves, 12 de noviembre de 2009

LUIS CERNUDA. No decía palabras.

No decía palabras, acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
porque ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
remonta por las venas
hasta abrirse en la piel,
surtidores de sueño
hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
una mirada fugaz entre las sombras,
bastan para que el cuerpo se abra en dos,
ávido de recibir en sí mismo
otro cuerpo que sueñe;
mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,
iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.

Aunque sólo sea una esperanza
porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie sabe.
De Los placeres prohibidos 1931.

De Blanca Varela. Nadie nos dice.

Nadie nos dice cómo
voltear la cara contra la pared
y
morirnos sencillamente
así como lo hicieron el gato
o el perro de la casa
o el elefante
que caminó en pos de su agonía
como quien va
a una impostergable ceremonia
batiendo orejas
al compás
del cadencioso resuello
de su trompa
sólo en el reino animal
hay ejemplares de tal
comportamiento
cambiar el paso
acercarse
y oler lo ya vivido
y dar la vuelta
sencillamente
dar la vuelta.

De Eduardo Galeano. La civilización del consumo

A veces, al fin de la temporada, cuando los turistas se iban de Calella, se escuchaban aullidos desde el monte. Eran los clamores de los perros atados a los árboles.
Los turistas usaban a los perros, para alivio de la soledad, mientras duraban las vacaciones; y después, a la hora de partir, los ataban monte adentro, para que no los siguieran.
(De El libro de los abrazos).

Más allá de la forma y la función. Elizabeth Ramos. Lanzamiento del libro.


Este libro es una invitación a redimensionar el alcance que tiene la
investigación sobre tecnología ósea para la interpretación arqueológica
de las dinámicas culturales de las sociedades pasadas. Haciendo una
aproximación a los estudios de este tipo en el contexto de la arqueología
de Colombia, se discuten los resultados de dos investigaciones,
una de carácter bibliográfico y la otra un análisis de la colección de

CURIOSAS MIRADAS. Lanzamiento del libro del Taller Vista al Cuento.


"Curiosas Miradas", con los cuentos de:
Fabian Buelvas, Elsie Parra, Bertha Ramos, Rossana Vergara, Adriana Rosas, Luz Elena Arroyo, Beatriz Vergara, José Tibamoso. Compilación de Adriana Rosas.
"Con este segundo tomo del Taller literario Vista al cuento se reafirma que estas nuevas voces literarias irrumpen en nuestro mundo narrativo con mucha fuerza y una voz muy propia.
En casi todas las tramas alguien mira y da su visión de lo que ocurre. El lector de estos cuentos encontrará que a él también le corresponderá dar su propia visión de lo visto y leído".
Ramón Illán Bacca.

martes, 10 de noviembre de 2009

BROMA PESADA. Bertha C. Ramos.

En un negocio de abarrotes, un hombre de baja estatura se subió sobre un banquito para alcanzar una lata de aceitunas de la alacena. Y no hubiera tenido nada de anormal si no fuera porque cuando estuvo arriba, le dio por dirigir al personal. -¡Jaramillo, atienda los proveedores! ¡Gutiérrez, lave los baños! ¡Valencia, cobre las deudas! ¡Josefina, el botiquín! ¡Pérez, la celaduría! ¡Eugenio, los domicilios! ¡Margarita, los teléfonos!- Al comienzo le hicieron chacota y algarabía, pero luego no quería bajarse y comenzaron entre todos a empujarlo. Para entonces, entre los pies del hombre y la tabla del banquito, ya se habían desarrollado ensambles de caja y espiga y tuvieron que recurrir a grandes serruchos.
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)

Historia de un marinero que aborrecía tierra y mar. Bertha C. Ramos.

Fotografía: Mauricio Ramírez, Goa, India

Marinero no  amaba el mar, amaba lo inabarcable. Longitudes y latitudes, el meridiano de Greenwich, el ecuador, el círculo polar ártico y el antártico, pero no amaba el mar. Hubiera podido ser minero o piloto (declinó ser astronauta por pavor a los conteos regresivos), pero se hizo marinero por irse más lejos y estar más solo. Fuerte en medio de nada (exento de referencias), seguro en la soledad. En eso del hombre solo que facilita la muerte. Marinero era en el mar un marinero. Era un hombre en obediencia. Hablaba quedo, como si conversara con ácaros y bacterias. Ocasionalmente daba alaridos que nunca justificó, pero estaban asociados a sus largos períodos de continencia.  Cuanto más momentáneo se presentía, más deseaba a su lado un perro grande y una ceiba milenaria. Monólogos, voraces fantasías con hamburguesas de McDonald’s, y puntuales autocomplacencias físicas, eran sus celebraciones cuando estaba en altamar. Y una libertad que utilizaba para saciarse de ajos. Un miedo de la primera edad, le abundaba en cuanto tocaba tierra. En el mar era un marinero, pero en tierra un hombre sin oficio (hubiera querido ser el primer terrero). Por compromiso de ser hombre, pisaba firme y caminaba rígido, aunque a veces se bamboleaba forzosamente, como si los pies tuvieran memoria. La misma mujer lo esperaba en cada vuelta. No era bella, tampoco fea. Era una mujer. Superficial de palabras y profunda de carnes. Tenía exacerbado el don de la lengua (o del lenguaje) y cuando abría la boca, parecía un redoblante. Mujer hablaba con fuerza, con ímpetu de mujer que está próxima a pensionarse. Lo aguardaba siempre con aretes brillantes, insatisfacciones enumeradas, y fotocopias ajadas del Kama Sutra. Marinero no era en tierra un marinero. Era un hombre en obediencia. Escuchaba las arengas de mujer y giraba un cheque en blanco una vez a la semana. Ocasionalmente daba alaridos que nunca justificó, pero estaban asociados a sus cortos períodos de convivencia. Cuanto más eterno se vislumbraba, más repudiaba las plantas y las mascotas. Mutismos, prolongados ayunos y rigurosas abstinencias, eran sus celebraciones cuando estaba en tierra. Y una libertad que utilizaba para  vaciar sus lágrimas. Un miedo de la primera edad, le abundaba en cuanto se hacía a la mar. Entonces entendía lo minúsculo del mundo (y del hombre).
CuentosdeBCRamos. (De Hombre Macho y Mujer Hembra con cierta dificultad para entenderse)

lunes, 9 de noviembre de 2009

De Miguel Méndez Camacho. Lucrecia.


Mi madre nunca tiene en los poemas
un lugar muy exacto
Siempre está dando vueltas
Huyendo y regresando
Aquí y allá de la vigilia al alba,
limpiando
y remendando mis palabras
como si fuera oficio de la casa.

Miguel Méndez Camacho (Cúcuta, Colombia, 1942).
Mere et enfant, Picasso.


Cosas curiosas que la gente escribe...

jueves, 5 de noviembre de 2009

De May Sarton.

Si puedo dejarte ir como los árboles dejan ir
sus hojas, tan naturalmente, una por una;
si puedo llegar a saber lo que ellos saben,
que la caída es alivio, es consumación,
entonces el miedo al tiempo y a la fruta incierta
no perturbaría los grandes cielos lúcidos,
este otoño extrañísimo, dulce y severo.
Si puedo soportar lo oscuro con los ojos abiertos
y llamarlo estacional, no áspero o extraño
(porque también el amor necesita un tiempo de descanso),
y como un árbol estarme quieta ante los cambios,
perder lo que se pierda para guardar lo que se pueda,
la extraña raíz todavía viva bajo la nieve,
el amor resistirá -si puedo dejarte ir".
May Sarton (1912,  1996)
Traducción de Diana Bellessi.

CHARLATÁN. Bertha C. Ramos

Al pie de una chimenea celebraban un encuentro de parejas. Un hombre estaba contando en tono confidencial pero solemne, que todas las que habían sido sus amantes, habían sabido de orgasmos multicolores polifacéticos pluscuamperfectos. Los hombres lo vitorearon y le dieron palmaditas en la espalda. Las mujeres soltaron la risa, y como no pudieron volverla a recoger, el encuentro terminó en fracaso.
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)

De Eduardo Galeano. La pasión de decir/1 y otros.

Marcela estuvo en las nieves del Norte. En Oslo, una noche, conoció a una mujer que canta y cuenta. Entre canción y canción, esa mujer cuenta buenas historias, y las cuenta vichando papelitos, como quien lee la suerte de soslayo.
Esa mujer de Oslo viste una falda inmensa, toda llena de bolsillos. De los bolsillos va sacando papelitos, uno por uno, y en cada papelito hay una buena historia para contar, una historia de fundación y fundamento, y en cada historia hay gente que quiere volver a vivir por arte de brujería. Y así ella va resucitando a los olvidados y a los muertos; y de las profundidades de esa falda van brotando los andares y los amares del bicho humano, que viviendo, que diciendo va.

miércoles, 4 de noviembre de 2009


Cuando cantas
se me olvidan el tiempo y la tierra
se me ocurre que podria vivir
para escucharte lentamente
y beber en tu cuerpo
el vino
las canciones de tu boca.

De los escritos de Rocío Abello.

MARCIANAS. Bertha C. Ramos.

                                                         
A Marte, a una colonia de marcianas, llegó un cirujano plástico proveniente de la Tierra. Marcianas no habían estado interesadas en política o belleza, en teología o literatura, ni en hombres o soledades, porque quásares, galaxias, nebulosas y neutrinos habían sido hasta entonces sus ligerezas (su hablar paja). Una vez aclimatado, Cirujano abrió una clínica de estética y colgó sus diplomas y afiches de Nicole Kidman y Naomi Campbell. Ofreció cera de abejas, sedimentos de manglar, barro negro de Oaxaca, plastilina y silicona. A poco ya parecía un avispero. Marcianas hacían cola como marcianas y salían como terrícolas de las mismas que pululan en Dublín o Barranquilla. Unas blancas, otras negras. No hubo puntos intermedios. A poco habían comenzado a segregarse. A poco ya se peleaban por los hombres. A poco ya se miraban los vestidos y sabían de depresiones. Cirujano guardó todo en una caja y se marchó para Saturno. A lo lejos las oyó hablando sandeces, igual que en cualquier esquina de Dublín o Barranquilla.
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)
Fotografía: Mauricio Ramírez. Ko Phangan, Tailandia.

martes, 3 de noviembre de 2009

TRIVIALIDAD. Bertha C. Ramos.


Las dos patas traseras de una silla de comedor, estaban furiosas con las dos patas delanteras porque éstas les daban la espalda a toda hora. La una le dijo a la otra: Son altaneras ¿será porque están talladas con arabescos y nosotras somos lisas? a partir de este momento, les dejaremos de hablar. En eso estaban, cuando llegó el dueño de la casa y se sentó bruscamente en esa silla para comerse el almuerzo. Las dos patas traseras se aplacaron de inmediato y se olvidaron del asunto.



CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)

lunes, 2 de noviembre de 2009

De Rubén Arboleda. Devenir I

En Chigorodó, uno de los pueblos del fin del mundo, un negro, viejo ya, plácida y simétricamente acomodó su cuerpo en la carrilera: entre los rieles, sobre los durmientes, y apaciblemente se fundió en la natural desnudez de un ceibo añoso. Cada vez que pasa el tren, el negro reacomoda su cuerpo.

MUJER INSEGURA. Bertha C. Ramos




Mirándose una mañana en un espejo de agua, una mujer insegura preguntaba con zozobra si era bonita. Como soplara la brisa y el agua se estremeciera, la mujer creyó que el agua le había dado un no rotundo. Entonces se preguntaba si vivir valía la pena. Como cayera la lluvia y las gotas la salpicaran, supuso que eso había sido un no piadoso. Entonces se preparaba para el suicidio. Como llegara la noche y el agua no reflejaba, la mujer no se animaba a preguntar. Al rato salió la luna y como estaba en creciente, la mujer se figuró que era una burla y esa noche se mató.
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)

Fotografía: Mauricio Ramírez.Palolem, Goa, India.

OTRO NOCTURNO. Bertha C. Ramos.

¡Oh las sombras enlazadas!
¡Oh las sombras de los cuerpos que se juntan con las sombras de las almas!
¡Oh las sombras que se buscan y se juntan en las noches de negruras y de lágrimas...!

Desde arriba puede verse el parquecito apretado entre macizos edificios. A los niños ese sitio ya les tiene sin cuidado, además, casi no hay niños en el barrio. Ahora se ha transformado en distrito financiero, y los fines de semana, el silencio de los miles de aparatos que usualmente ronronean, aumenta la sensación de lugar en cuarentena.

SHEL SILVERSTEIN O LA GENIALIDAD



        Shel Silverstein compositor, cantante, dibujante, ilustrador, autor con éxitos populares en todos los ámbitos. Nacido en Chicago en 1930, Sheldon Alan Silverstein se convirtió en un dibujante de la publicación del Ejército de los EE.UU. Stars & Stripes, durante su servicio militar, en Japón y Corea.

domingo, 1 de noviembre de 2009




El estilo es el hombre, el individuo, el único: su manera de ver y sentir el universo...E. Sábato
Kandinsky,Murnau street with women.

jueves, 29 de octubre de 2009

De Sharon Olds. Exclusividad

(para mi hija)
Me acuesto ahora en la arena de la playa y te miro
a vos que estás también
acostada en la arena. Quiero grabarte en mi memoria
para cuando no estés más conmigo: tus labios
turgentes y brillantes de rouge bajo el sol,
tus labios suaves como los labios interiores
de una concha de mar; tu piel dorada de vainilla,
barnizada y apenas irregular como la superficie
de una vainilla, tu pelo atado en un rodete serio.
Te amé en vez de a otros,
te amé como una forma de no amar a nadie más,
cada partícula precisa de tu cuerpo
hacía el dios, así como vos fuiste hecha dentro mío,
en un mundo sellado. ¿Y qué si de tus labios aprendí
el amor de otros labios, si de tus trenzas y gomitas
el amor de otros lazos, si de tus ojos que
se estremecen cerrados, el amor de otros ojos,
de tu cuerpo los cuerpos,
de tu vida las vidas?
Hoy veo que hay algo que aprender de vos
y es a amar lo que no me pertenece.
Sharon Olds. (San Francisco, California, 1942).
http://www.arquitrave.com/archivo_revista/enlace4mayo06.html
Fotografía: Juliana Palencia.

miércoles, 28 de octubre de 2009

De Francisco Fadul. Ante mi confesor.

No me dio miedo bordear el abismo del pecado.
La lujuria trasegó mi vida.
No sentí culpa de mi avariciosa ambición.
El dinero me permitió visitar cinco continentes
al lado de los más extraños sabios del planeta.
Gracias a la carne con yuca a la medianoche
pude vivir cinco años seguidos en el memorable
Hospital de Barranquilla.
Debo a mis ancestros y a mis padres
este cruce de razas del que me rio por dentro.
Soy místico, no filósofo; asceta, no monje; sincero en la verdad interior;
algunas veces al día veo a Dios, la Luz de Amor y Vida en todos como en uno.
Medito cada madrugada en el plano de los muertos.
(Poemas para Iniciados)

lunes, 26 de octubre de 2009

De Robert Creeley. Amor

Hay palabras que son
como la carne
voluptuosas
en su humedad,
su tibieza.

Tangibles, nos devuelven
la calma
y el consuelo
de nuestra humanidad.

Y no decirlas
 vuelve abstracto
 todo deseo
 así como su muerte.
http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/91394943092917052532279/209396_0038.pdf

EL POSTE VACÍO. Bertha C. Ramos.


Ocurrió en el año 2100, cuando tener una mascota se había vuelto tan indispensable como usar cepillo de dientes. Una señora llegó temprano al supermercado a comprar unos tomates que aún seguían siendo tomates naturales y se conseguían en un mercado tradicional. Como era una señora pudiente (tener mascota era igual a tener carro), llegó con un pastor alemán de cuatro años que tenía la grupa larga y caída, y a quién llamaba Berlusconi (por un antiguo primer ministro cuyo apellido le parecía sonoro). Buscó el parqueadero de perros y lo dejó atado al poste 535, dándole un golpecito en el lomo queriéndole decir ya vengo. Al cabo de dos horas, tiempo que se tomó la señora para seleccionar minuciosamente los tomates y algunas especies raras de alimentos frescos, regresó a buscar a Berlusconi. Le llevaba una galleta de las que tienen en el centro mermelada de guayaba y lo ponían contento. Para su desconcierto, el poste 535 estaba vacío y el parqueadero de perros lleno de french poddles, pequineses, labradores, samoyedos, pastores alemanes, chihuahuas y toda raza existente. Como perder un perro era perder la identidad, la señora se sentó en un muro a comer galletas y a esperar. Ni la ventisca helada, ni las miradas oblicuas la conmovieron. A las once de la noche aún quedaban tres pastores alemanes. A las doce cerraron el supermercado y el celador se llevó uno y el contador otro. Entonces la señora supo que el solitario animal amarrado al poste 25 le devolvería el honor. Lo llamó Berlusconi pero no movió la cola, así que decidió llamarlo simplemente perro y el perro agradecido se paró en dos patas. Tenía la mandíbula ligeramente más robusta que Berlusconi y los ojos más redondos pero más despiertos. Cuando lo soltó del poste, se dio cuenta de que Perro tenía un trote alargado y rasante, como si fuera de mejor clase. La señora lo amó de inmediato y sintió un poco de pena por quien se había llevado a Berlusconi por equivocación.
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)

sábado, 24 de octubre de 2009

De Gustavo Tatis Guerra.

Ensalmo
Quiero que sepas que el poema puede curarte
como esas flores y raíces del bosque
Como esos secretos de la selva virgen
puede sanarte ese dolor que sientes
más allá de tí
El poema es un ensalmo
                                     un talismán
para que tu soledad resplandezca
                         en el abismo de mis manos.

lunes, 19 de octubre de 2009

De Fabio Martínez. Musas y mozas de la ópera.

Siempre he pensado que las musas de la ópera lo hacen de una manera tan especial, debido a que en su infancia se desayunaban con pájaros que pasaban con pan, agua y miel de abejas. Sus bustos son grandes y prominentes no porque se hayan dedicado a amamantar hombres minusválidos o hayan vivido en alguna época de su vida en la Vía Láctea. Sus bustos son grandes y prominentes por el pájaro que se tragaron en la infancia y quedó atascado para siempre en sus ardientes pechos.

viernes, 16 de octubre de 2009


"Así pasamos todos la vida, añorando aquello que es más grande que nosotros, el polvo de estrellas que un día fuimos." Rosa Montero, La loca de la casa.

Fotografía: Mauricio Ramírez. Desierto del Thar, India.

martes, 13 de octubre de 2009

Ganas de convertirse en indio. Franz Kafka.

Ganas de convertirse en indio
¡Quién fuese un indio, montado sobre un caballo lanzado a la carrera a través del aire, haciendo trepidar el suelo con su galope, pero uno se deshace de las espuelas porque no hay espuelas, y luego uno suelta las riendas porque no hay riendas, y sólo tiene ante sí el inmenso campo, como una pradera recién segada, ya sin cabeza de caballo ni cuello de caballo!

El discurso filosófico.
Si sólo fuera posible que alguien se mostrara capaz de detenerse un instante, de callar un momento, a la vista de la verdad. Pero parece imposible. Todos, yo también, nos aproximamos a la verdad, y la derrumbamos a fuerza de centenares de palabras.
De Parábolas y Paradojas de F. Kafka.

miércoles, 7 de octubre de 2009

SUCEDE...

Tarjeta de presentación de pequeño empresario colombiano en 2009.
(De los incluídos en el último censo)

CORTÁZAR. EDUCACIÓN DE PRÍNCIPE.

Los cronopios no tienen casi nunca hijos, pero si los tienen, pierden la cabeza y ocurren cosas extraordinarias. Por ejemplo, un cronopio tiene un hijo, y en seguida lo invade la maravilla y está seguro de que su hijo es el pararrayos de la hermosura y que por sus venas corre la química completa con aquí y allá istas llenas de bellas artes y poesía y urbanismo. Entonces este cronopio no puede ver a su hijo sin inclinarse profundamente ante él y decirle palabras de respetuoso homenaje.

martes, 6 de octubre de 2009

SEI SHONAGON. EL LIBRO DE LA ALMOHADA.




Cosas sórdidas
El revés de un bordado.
El interior de la oreja de un gato.
Crías de ratón, todavía sin pelo, que salen retorciéndose
de su guarida.
Las junturas de un abrigo de piel, que no han sido
todavía cosidas.
La oscuridad en un lugar que da la sensación de no
estar demasiado limpio.
Una mujer poco atractiva que cuida muchos niños.
Una mujer que enferma y permanece doliente durante
largo tiempo. En el recuerdo de su amante, no
especialmente devoto de ella, debe de parecer casi sórdida.

Sei Shōnagon (968 - entre 1000 y 1025), escritora japonesa que vivió en el siglo X, durante la Era Heian, conocida por su diario 'Makura no Soshi' ("El libro de la almohada"), su obra más importante. Era su diario personal, el cual era costumbre que se guardara bajo la cabecera de la cama (de ahí el nombre). El libro de la almohada está compuesto por una serie de listas en las que la autora enumera elementos de la realidad cotidiana, como por ejemplo, cosas que emocionan, cosas que producen una sensación de suciedad, cosas que no pueden compararse, etc.
http://escholarship.bc.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1133&context=xul

domingo, 4 de octubre de 2009

CAMUS

..."los hombres que comparten las mismas piezas, soldados o prisioneros, establecen entre sí un extraño lazo, como si, habiéndose quitado las armaduras con las ropas, se reunieran cada noche, por encima de sus diferencias, en la vieja comunidad del sueño y del cansancio."
Albert Camus. El Huésped. De El exilio y el reino.

jueves, 1 de octubre de 2009

INFORME DEL CIELO Y DEL INFIERNO. SILVINA OCAMPO


"Si el viento ruge, para ti, como un tigre y la paloma angelical tiene, al mirar, ojos de hiena, si el hombre acicalado que cruza por la calle, está vestido de andrajos lascivos; si la rosa con títulos honoríficos, que te regalan, es un trapo desteñido y menos interesante que un gorrión; si la cara de tu mujer es un leño descascarado y furioso: tus ojos y no Dios, los creó así."
De Informe del cielo y del infierno, Silvina Ocampo.
Fotografías: Mauricio Ramírez. Stuppas en Kathmandú, Nepal.

martes, 29 de septiembre de 2009

RAÚL GÓMEZ JATTIN

SI SE QUIERE LLEGAR A SER UNA BUENA VÍCTIMA
es necesario saber de toda la dulzura
que entrelaza al verdugo con la muerte
de la paciencia con que afila su hacha
de la soledad que ilumina su vida
y la de sus inocentes hijos
del esfuerzo que implica portar y levantar el arma
de la sangre que pringa sus pantalones
Todas esas consideraciones deben estar presentes
en el momento de recoger nuestro pelo sobre la nuca
y poner en sus manos el pescuezo

http://www.revistanumero.com/25jattin.htm

sábado, 26 de septiembre de 2009

HISTORIAS DE MUJERES. PIERRE LOÜYS

El Árbol. 
Me despojé de la ropa para subir a un árbol: mis muslos desnudos abrazaron la corteza húmeda y lisa, mis manos pisaron sus ramas.
Luego en lo alto, entre sus hojas y defendida del calor por su generosa sombra, me puse a caballo sobre una horquillada rama balanceando los pies en el aire.
Había llovido. Las gotas que caían del follaje se deslizaban por mi piel. Mis manos estaban manchadas de musgo y mis pies que habían caminado sobre las flores estaban teñidos de rojo.
Cuando el viento pasaba a través de la copa todavía empapada, el árbol se estremecía, y yo entonces apretaba más las piernas y posé mis labios entreabiertos en la nuca musgosa de una rama.

Pierre Louis más conocido como Pierre Louÿs, (Gante, Bélgica 10 de diciembre de 1870, París, Francia, 6 de junio de 1925).

miércoles, 23 de septiembre de 2009

LA MUÑECA. (una nueva lectura)

Lo primero que hacía Arizmendi cuando despertaba era curucutear los pezoncitos de Belén hasta que estuvieran duros como pepitas de agraz, y esperaba a que Belén se arrimara calientita y lo besara. Lo segundo darle un grito. Al comienzo fueron gritos incoherentes, vagas frases salpicadas de improperios. Después fue calificándola con palabras muy concretas: perra, puta, minusválida, cretina, casquivana, farnofélica, bulímica, ninfómana. Y se paraba de inmediato de la cama y dejaba el desayuno sin probar. Belén, que luce tan linda con el cabello violeta y su uniforme de aeromoza, hizo una muñeca de trapo de tamaño natural que imitara su silueta brasilera, y le puso en los pezones dos perlitas y orejas descomunales y la acuesta cada noche al lado de él. Desde entonces, cada vez que Arizmendi se despierta se le arrima a la muñeca y le acaricia las perlitas y tiene sexo con ella y le grita perra, puta, minusválida, cretina, casquivana, farnofélica, bulímica, ninfómana. Y se levanta de la cama y le da amorosamente a Belén los buenos días y se come el desayuno sin rabiar. Ahora dicen en la Torre de Pompeya que Arizmendi está de nuevo enamorado. 


CuentosdeBCRamos. (De En la Torre de Pompeya)

lunes, 21 de septiembre de 2009

DESTINO


De niño fue el más ingenuo de los primos, el pequeño de la clase, el más piadoso del barrio. Lo llamaban minipingüi y él solía encolerizarse. De grande, fue el más astuto de los primos, el célebre de la clase, el más fogoso del barrio. Lo llamaban presidente y él solía ruborizarse.

CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)
Oswaldo Guayasamín, El Presidente.

domingo, 20 de septiembre de 2009

DOS POEMAS DE MANUEL BANDEIRA

BRISA
Vamos a vivir al Nordeste, Anarina.
Dejaré aquí a a mis amigos, mis libros, mis riquezas,
        mi vergüenza.
Dejarás aquí a tu hija, tu abuela, tu marido,
        tu amante.
Aquí hace mucho calor.
En el Nordeste también hace calor.
Pero allí hay brisa:
Vivamos de la brisa, Anarina.

GOLONDRINA
La golondrina allá afuera está diciendo:
"¡Pasé el día sin ton ni son, sin ton ni son!"
¡Golondrina, golondrina, mi canción es más
        triste!
Pasé la vida sin ton ni son, sin ton ni son...

sábado, 19 de septiembre de 2009

LA VUELTA


Al cabo de los años del destierro
volví a la casa de mi infancia
y todavía me es ajeno su ámbito.
mis manos han tocado los árboles
como quien acaricia a alguien que duerme
y he repetido antiguos caminos
como si recobrara un verso olvidado
y vi al desparramarse la tarde
la frágil luna nueva
que se arrimó al amparo sombrío
de la palmera de hojas altas,
como a su nido el pájaro.
¡Qué caterva de cielos
abarcará entre sus paredes el patio,
cuánto heroico poniente
militará en la hondura de la calle
y cuánta quebradiza luna nueva
infundirá al jardín su ternura,
antes que vuelva a reconocerme la casa
y de nuevo sea un hábito!

Jorge Luis Borges
Fervor de Buenos Aires (1923)
Fotografía: Mauricio Ramírez. Jodhpur, Rajasthan, India

EL AHOGADO MÁS HERMOSO DEL MUNDO. GARCÍA MÁRQUEZ

http://www.literatura.us/garciamarquez/ahogado.html

viernes, 18 de septiembre de 2009


http://www.literatura.us/borges/refutacion.html
"El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El 'mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges."
Jorge Luis Borges. NUEVA REFUTACIÓN DEL TIEMPO.

Fotografía: Mauricio Ramírez. Nageen Lake, Kashmir, India.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

MÁS DE KABIR

El primer Adán nunca supo
de donde venía nuestra madre Era.
Entonces no había ni musulmán ni hindú,
ni sangre de madre, ni semen de padre,
ni dinastía ni casta.
El paraiso y el infierno
¿de dónde han venido?
Nadie comprende el misterio del espíritu;
en su error !hablan de religiones!

martes, 15 de septiembre de 2009

SOBRE EL AMOR

Poemas de Kabir (nacido en Benarés hacia 1440).Del libro POESÍA MÍSTICA DE LA INDIA.
30
La tierra muere, el cielo muere;
En cada cuerpo se apaga la luz del alma.
Las múltiples formas de los seres mueren;
Igual que han aparecido, desaparecen.
Los cuatro Vedas mueren también,
Y la tradición muere en el Corán.
El yogui que medita en el yoga muere.
Pero el maestro permanece inmutable en todos los seres.

15
¡Delicada es la senda del amor!
En ella no hay preguntas ni respuestas;
Allí uno pierde su propio ser a Sus pies;
Allí uno se sumerge en la alegría de la búsqueda
Y bucea en las profundidades del amor
Como pez en el agua.
El amante nunca es indeciso en ofrecer su vida
en servicio a su Señor.
Kabir declara el secreto de este amor.

viernes, 11 de septiembre de 2009

PAPÁ


Papá fue un hombre de largas piernas y dudas infinitesimales. Le gustaban las carnes magras de res y de mujer ajena. No había noes más esteparios que los que escupía su boca, ni síes más pusilánimes que los de su mirada. Alguna vez fuimos a acampar a orillas del río Guachaca. Los cuatro. Mamá, mi hermana, él y yo. Esa noche, Papá bebió con sevicia y Mamá lloró con recato. Las sombras y la neblina eran una sola, cuando lo vi levantarse y tomar camino al monte. Fui tras él. Hablaba quedo. Palabras gruesas. Gestos groseros. Su cuerpo se irguió veloz en la medianoche. Abrió los brazos en cruz y apretujó las dos piernas hasta que se hicieron tronco. Papá fue transformándose en un árbol. Gigantesco, sus ramas pertenecían al universo. Estuvo irreconocible moviéndose con la brisa de un lado a otro y causando salvajes ruidos con las raíces. Floreció por voluntad. Luego se llenó de frutos. Entonces soltó tremenda carcajada inédita y placentera. Sigilosamente mía. Mientras papá fue árbol, tallé sobre su corteza mis iniciales. F.H. Transité todas sus grietas. Esa noche fue mi héroe, después volvió a ser papá. El hombre de largas piernas y dudas infinitesimales, que amaba las carnes magras de res y mujer ajena. El día en que papá se fue, mamá lloró con recato. A mí me llenó de orgullo.
CuentosdeBCRamos.(De Ligeras Historias)

Fotografía: Mauricio Ramírez. Angkor, Cambodia.

domingo, 6 de septiembre de 2009

CERNUDA PARA UN DOMINGO

Poemario redactado en 1931 -plena República en España
Luis Cernuda
SI EL HOMBRE PUDIERA DECIR LO QUE AMA

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,
dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

sábado, 5 de septiembre de 2009

SUEÑO PROFUNDO

Cierto remilgado maestro de anatomía, soñaba profundamente que se había cortado el ano y lo había llevado de muestra para dictar una clase. Como profesor deploraba el estrago que causaría sobre su cuerpo. Como hombre sentía alivio y un airecillo de libertad. Despertó confuso.
BCRamos

viernes, 4 de septiembre de 2009

Estúpida obsesión de la profundidad. ¿Hay otros lugares previstos para nosotros, de los cuales éste en el que estoy no es más que el pórtico? Samuel Beckett, El Innombrable.
Fotografía: Mauricio Ramírez. Ha Long Bay, Vietnam.

PASOLINI POETA

http://www.scribd.com/doc/6805483/Pasolini-y-Rohmer-Cine-de-Poesia-Contra-Cine-de-Prosa
POETA PIER PAOLO PASOLINI
Al príncipe
Si regresa el sol, si cae la tarde,
si la noche tiene un sabor de noches futuras,
si una siesta de lluvia parece regresar
de tiempos demasiado amados y jamás poseídos del todo,
ya no encuentro felicidad ni en gozar ni en sufrir por ello:
ya no siento delante de mí toda la vida...
Para ser poetas, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.

De "La religión de mi tiempo" 1961
Versión de Delfina Muschietti

Muerte
Vuelvo a ti, como vuelve
un emigrado a su país y lo redescubre:
he hecho fortuna (en el intelecto)
y soy feliz, tanto
como hace tiempo lo era, destituido por norma.
Una rabia negra de poesía en el pecho.
Una loca vejez de jovencito.
Antes tu alegría se confundía
con el terror, es verdad, y ahora
casi con otra alegría
lívida, árida: mi pasión decepcionada.
Ahora me das miedo de verdad,
porque estás de verdad cerca, incluida
en mi estado de rabia, de oscura
hambre, de ansia casi de criatura nueva.

De "La religione del mio tempo" 1961
Versión de Delfina Muschietti

Análisis tardío
(Fin de los años sesenta)
Sé bien, sé bien que estoy en el fondo de la fosa;
que todo aquello que toco ya lo he tocado;
que soy prisionero de un interés indecente;
que cada convalecencia es una recaída;
que las aguas están estancadas y todo tiene sabor a viejo;
que también el humorismo forma parte del bloque inamovible;
que no hago otra cosa que reducir lo nuevo a lo antiguo;
que no intento todavía reconocer quién soy;
que he perdido hasta la antigua paciencia de orfebre;
que la vejez hace resaltar por impaciencia sólo las miserias;
que no saldré nunca de aquí por más que sonría;
que doy vueltas de un lado a otro por la tierra como una bestia enjaulada;
que de tantas cuerdas que tengo he terminado por tirar de una sola;
que me gusta embarrarme porque el barro es materia pobre y por lo tanto pura;
que adoro la luz sólo si no ofrece esperanza.

Versión deHugo Beccacece
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...