martes, 24 de noviembre de 2009

De Bertha C Ramos. LUTO CERRADO


Viudo lloró a Mujer con el mismo melodrama con el que vivía las derrotas de su equipo de fútbol. Cero palabras. Cero alimento. Cero sexo manual. Escasamente sistemáticas entradas al baño. Quienes no conocían a Viudo antes de viudo, hubieran podido creer que se moriría también, pero quienes sabían de su espíritu pagano y su fascinación por cuervos y serpientes, comprendían su riguroso luto y su mirada vana.
Mujer, por el contrario, ya no sabría nunca más nada de nada. Ni de historias o histerias. Ni de penes o penas. Ni de rutas o putas. Ni de sones o rones. Ni de suertes o muertes. No sería testigo de cuánto disfrutaría Viudo después de viudo. Esa fue precisamente la razón por la que Viudo lloró a Mujer con el mismo melodrama con que vivía las derrotas de su equipo de fútbol
CuentosdeBCRamos. (De Ligeras historias)
Egon Schiele. Autorretrato pellizcándome la mejilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...