viernes, 26 de febrero de 2010

De Bertha C Ramos. Zeta y Equis.

Zeta y Equis se casaron porque a ambos les gustaba el arroz con leche. Zeta se puso un traje de hilos dorados y diadema al estilo Diana Spencer. A Equis le pareció que era apropiado vestirse como un cochero, anchas las mangas, alto y cilíndrico el sombrero. Aunque se sabía que Equis era el novio, porque Zeta le mal puso sobre el pecho, a última hora, un cachito de muérdago que arrancó de su ramo extravagante. Zeta y Equis hicieron un matrimonio convencional. Se llenaron de cacharros, de rutinas y de hijos. De vez en cuando hacían cosas raras, como si se resistieran a vivir corrientemente, sobre todo, cuando cambiaban las estaciones, o la luna. Durante una primavera, se tatuaron en la espalda sotas de copa y la palabra Forever. En un verano tormentoso -por largo y abrasador- se largaron felices a una playa nudista, y fumaron marihuana hasta que las estrías de la gente que estaba tomando el sol, comenzaron a hablarle a las de ellos y se fueron iracundos por tanta algarabía. Una vez, en medio de un otoño contundente, Equis le regaló a Zeta una especie de trineo de tres ruedas de látex y diez perros siberianos, y salían a montarlo en las autopistas aunque el frío les quemaba las orejas, y los perros se ponían a ladrar frenéticos por la velocidad de las tractomulas. Un invierno se les ocurrió escalar el Himalaya y quedaron atrapados en la tercera estación. Estuvieron cara a cara confinados en la carpa, enterrados en la nieve, excesivamente solos. Y en una hora oscura, imposible de reconocer si diurna o no, a Zeta se le antojó un helado de vainilla. Equis, que era radical, le dijo que estaba loca. Zeta dijo que si sobrevivían, se tatuaría en la frente la palabra Sometimes.
CuentosdeBCRamos. (De Hombre Macho y Mujer Hembra con cierta dificultad para entenderse.
Leonel Góngora, De la serie Pintor y su modelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...