domingo, 7 de febrero de 2010

De Bertha C Ramos. Hermana Mayor.


En los días luminosos de la infancia, Hermana Mayor cuidaba a sus hermanitas con la desconfianza con que lo haría en cualquier lugar del mundo una hermana mayor. Las colocaba entre cuatro perros bravos y les decía: “Ya vengo, no me demoro, espérenme un rato” y ese rato podía ser igual a veinticuatro horas si Hermana Mayor estaba serena; porque si tenía la rabia vieja que le subía desde el hígado los domingos por la tarde, duraba quince días perdida y a las hermanitas se les pelaban las nalgas y a los perros bravos se les agotaba la saliva terrorífica, pero nadie se movía de su sitio. Peor aún era verla regresar a hacerse cargo de aquel desastre con la repugnancia con que lo haría en cualquier lugar del mundo una hermana mayor, y observarla cómo utilizaba las tenazas de bajar mangos para mover a las hermanitas de un lado a otro, y cómo duplicaba la ración de agua de panela para que los perros volvieran a estar furiosos y salivosos. De ahí que las hermanitas eran nerviosas y por eso Hermana Mayor las amordazaba y les amarraba trapos entre las piernas, entre los brazos, entre los dedos, y les taponaba los oídos y hacía de las tres un solo bulto ojeroso y compacto como una crisálida, y les prohibía terminantemente pronunciar debajo de las sábanas cualquier tipo de palabra arrogante como destornillador, deshuesadero y macrocefalia, y las instaba  a dormirse temprano si no querían ser destinadas a casarse con hombres de las fuerzas militares. A veces, cuando Hermana Mayor estaba muy sentimental, apagaba la luz y les contaba la historia de un espantajo que se le recostaba en la espalda y no la dejaba en paz. A veces también Hermana Mayor se acostaba a dormir entre los cuatro perros bravos salivosos y se amarraba trapos entre las piernas, entre los brazos, entre los dedos, y se ponía en los oídos tapones de papel higiénico porque el ruido del silencio, decía ella, le ocasionaba pesadillas.
CuentosdeBCRamos. (De Los nudos falsos).
Amadeo Modigliani, retrato de Lunia Czechowska con blusa blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...