viernes, 16 de abril de 2010

De Bertha C Ramos. Rutinario.

RUTINARIO
Un hombre de mediana estatura, de mediana inteligencia, de mediana potencia sexual, nadaba diariamente doce horas en el mar de la nada. Abierto de piernas, fumando, rascándose los testículos, pensando en pajaritos de oro, buscaba con desaliento el sentido de la vida. De ahí salía transformado en un hombre de máxima estatura, de máxima inteligencia, de máxima potencia sexual, que nadaba diariamente doce horas en el mar de la certidumbre. Vuelto un ocho, trabajando, cuidando de la familia, planeando grandes proyectos, hallaba con optimismo el sentido de la muerte. Y así sucesivamente…




CuentosdeBCRamos. De Ligeras historias.
Francis Bacon, Retrato de Michel Leiris.

3 comentarios:

  1. Real como la vida misma, Bertha, :-)
    Bacon no hubiera hecho un retrato más exacto.

    No es dificil reconocer esas etapas en la cinta de Moebius de la vida de muchos hombres (y, con pequeñas variaciones, de algunas mujeres). Incluso hay quien no sale de alguna de esas etapas, o, permanece en ella desde pequeñito y para siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que nos reinventamos pero no salimos. Hombres y mujeres.
    Saludo a ambos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...