viernes, 3 de diciembre de 2010

De Bertha C. Ramos. Musas.

Nuestra vecina tenía la costumbre de hacer crucigramas y limpiarse las uñas de los pies al tiempo. Palabras, uñas, palabras, uñas, palabras, uñas; las respuestas fluían espontáneamente. Alguna vez probó a cambiar de táctica y quiso resolver los crucigramas consultando el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Fue un intento infructuoso. Las uñas de sus pies parecían poseer una recóndita memoria.
cuentosdeBCRamos. De Relatos de terceros en primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...