sábado, 9 de julio de 2011

De José Saramago. Que vengan finalmente.

Que vengan finalmente las altas alegrías,
Las ardientes auroras, las noches calmas,
Que venga la paz deseada, la armonía,
Y el rescate del fruto, y la flor de las almas.
Que vengan, amor mío, porque estos días
Son de muerte cansada,
De rabias y agonías       
Y nada.

De Probablemente alegría.

1 comentario:

  1. Si Bertha, qué vengan y se queden un buen tiempo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...