martes, 23 de agosto de 2011

De Bertha C. Ramos. Deseos.



Bajo el sol de un mediodía de domingo, cuando en la playa sucede una fusión de resplandores, cuatro niñitas soñaban echadas sobre la arena mientras miraban el mar. Soportaban la canícula expresando sus deseos y chupando un pirulí. Ana Rosa quería ser misionera franciscana, Josefina fantaseaba con besarse con un negro, Marianela transformaba los sonidos de las letras y Catalina, como no sabía qué cosa era desear, repetía el sonsonete de las olas al reventar en la arena. Fue entonces cuando habló el mar sorpresivamente. Y así como hablan los hombres, con propiedad, juró que él tenía poder para conseguir que sus caprichos se cumplieran.
Tres de ellas son ahora tres ancianas que aborrecen a los hombres y el olor del pirulí. Catalina vuelve todavía a la playa y repite el sonsonete de las olas al reventar en la arena.
Paul Émile Chabas, Dos Bañistas.
cuentosdeBCRamos, De Pequeñas historias.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...