miércoles, 29 de agosto de 2012

PRESIDENTE Y PRIMERA DAMA. Por Bertha C Ramos.



Hay dos cosas que ofuscan al Presidente de la República: que es un hombre muy bajito, y que todas las mañanas se chorrea con café la solapa del vestido. Para él, que trata obsesivamente de tener bajo control el universo, esas son calamidades que lo sacan de casillas, y los fines de semana se deprime y no se quita la piyama en todo el día, y se encierra a comer pistachos sentado en el inodoro.
La Primera Dama, una mujer muy creyente en las bondades de la lúdica, lo anima a que se distraiga practicando el ajedrez. Al Presidente le crujen las mandíbulas. Le propone practicar el tiro al blanco. Al Presidente las sienes le palpitan. Le despliega los tableros de la Batalla Naval. Al Presidente lo invade un discreto frenesí. Pero es cuando ella le saca del cajón de su nochero el Monopolio, que se alegra y se comporta con auténtico talante de gobernante de una Nación. El Presidente de la República sabe que es el ganador cuando se trata de Monopolio. Lo más extraño es que los lunes, cuando sale apresurado de la casa hacia la sede de Gobierno, tilda a la Primera Dama de terrorista; a ella, una mujer que defiende las bondades de la lúdica. 

Cuentos de Bertha C Ramos.
Obra de Fernando Botero, Presidente y Primera dama. (Díptico)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...