sábado, 21 de diciembre de 2013

De ALEJANDRA PIZARNIK. Pequeños poemas en prosa.

Se cerró el sol, se cerró el sentido del sol, se iluminó el sentido de cerrarse.

Llega un día en que la poesía se hace sin lenguaje, día en que se convocan los grandes y pequeños deseos diseminados en los versos, reunidos de súbito en dos ojos, los mismos que
tanto alababa en la frenética ausencia de la página en blanco.

Enamorada de las palabras que crean noches pequeñas en lo increado del día y su vacío feroz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...