jueves, 31 de enero de 2013

De Bertha C Ramos. EL ENLACE

EL ENLACE
Sucedió en la intimidad de una familia que una señora decente a quien llamaremos A, se enamoró de un edil -que era el marido de una prima paranoica a quien llamaremos B- por la forma apasionante en que sonaban las eñes de su apellido. Como al enterarse B se creyera perseguida, en venganza tuvo sexo con un joven diputado que era yerno de otra prima pretenciosa (a quien llamaremos C). Como al enterarse C sintiera envidia, en venganza tuvo sexo con el marido de la prima paranoica y un inepto concejal que era amante de una tía depresiva (a quien llamaremos D). Como al enterarse D tuviera ganas de matarse, en venganza tuvo sexo con el marido de la prima paranoica, con el yerno de la prima pretensiosa, y un ministro plenipotenciario que era el tío de una cuñada muy sensata (a quien llamaremos E). Como al enterarse E perdiera el juicio, en venganza tuvo sexo con el marido de la prima paranoica,  con el yerno de la prima pretenciosa, el amante de la tía depresiva, y un embajador ocioso que era el novio de su hermana desconfiada (a quien llamaremos F). Como al enterarse F se ofuscara, en venganza tuvo sexo con el marido de la prima paranoica, con el yerno de la prima pretenciosa, el amante de la tía depresiva, con el tío de una cuñada muy sensata, y un mañoso congresista que era amante de su suegra, (a quien llamaremos G).
G ya había tenido sexo oral con el edil, sexo implícito con el joven diputado y el inepto concejal; sexo duro con el ministro plenipotenciario, el embajador ocioso, el mañoso congresista y el presidente de la República, que era el esposo de una señora decente a quien llamáramos A, enamorada tontamente de un edil por la forma apasionante en que sonaban las eñes de su apellido. Como al enterarse el presidente de la República se creyera traicionado, en venganza recurrió a las redes sociales.
cuentosdeBCRamos. De Ligeras historias.
Dibujo erótico de Picasso. 

martes, 29 de enero de 2013

De Bertha C Ramos. Sobrevenido diablo.



SOBREVENIDO DIABLO
Como hombre, estaba predestinado. Segundos después de haber nacido, y habiendo sido llevado hasta los brazos de su madre, ella lo llamó Querubín y dibujó con tinta roja una letra Q de estilo gótico en sus pañales. Fue arisco desde que estaba en el vientre y pobre de espíritu, hasta el punto de mostrar indiferencia por la teta. En su consternación, su mamá comenzó a vestirlo con camisitas de telas estampadas con frutas, por si le daba hambre comiera de ellas sin mortificación. Apenas él tuvo dientes, así lo hizo. Probó un montón de especies nativas y exóticas y acabó con toda su ropa. Pasó su primera infancia jugando debajo de las estrafalarias faldas que se ponía su mamá, porque se alimentaba deshilachándole las enaguas y sorbiendo los hilos como si fueran espaguetis. Ahí se masturbó por primera vez y su mamá estuvo complacida de que lo hubiera hecho en casa, y no en una línea férrea sintiéndose atormentado por el ruido de las ambulancias y los trenes. Ahí también aprendió a bailar abrazado a las piernas de ella, que jamás estaba quieta. Para evitar que Querubín se pusiera melancólico cuando la lluvia caía durante semanas enteras, su mamá le pasaba por debajo del pollerín un tomo de la Enciclopedia Británica y los binóculos del abuelo, y él daba señales de gratitud con intermitentes grititos de fascinación. Ya Querubín estaba cercano a la mayoría de edad, cuando su mamá optó por seguir la revolucionaria tendencia de vestir pantalones; fue natural, pero al mismo tiempo desgarrador, ver salir de sus enaguas a Querubín, con la epidermis resplandeciente que tienen los ángeles y el fino porte que distingue a los caballeros medievales. Que él tomara la calle fue cuestión sólo de horas. Errático y encandilado se sintió felizmente maldito, y caminó hasta tropezar con una puerta entreabierta desde donde se veía una mujer. Acto seguido entró y repudió su apodo.
cuentosdeBCRamos, de Ligeras Historias.
Madre e hijo, de Egon Schiele.

De BORGES. El cómplice.

Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos. 
Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta. 
Me engañan y yo debo ser la mentira. 
Me incendian y yo debo ser el infierno. 
Debo alabar y agradecer cada instante del tiempo. 
Mi alimento es todas las cosas. 
El peso preciso del universo, la humillación, el júbilo. 
Debo justificar lo que me hiere. 
Soy el poeta.
 

De ROBERTO JUARRÓZ. Octava poesía vertical

86
Me están dictando cosas,
pero no desde otro mundo u otros seres,
sino, más humildemente, desde adentro.
Pero ¿quién está adentro,
además de estar yo?
¿O tal vez no estoy yo
y he dejado mi lugar
para que otro me dicte?
Si esto es así,
no importa que el dictado
no lo comprenda nadie.
No importa ni siquiera
que lo comprenda yo.
Ser no es comprender.

lunes, 28 de enero de 2013

De RAMIRO OVIEDO. Un lugar limpio para firmar.

Una idea me corroe, como la vida.
Intentando borrar todas mis huellas
he vaciado el taller,
he regalado mi ropa,
y he enterrado mis armas en el patio
-excepto mi revólver, con una sola bala-.
He quemado mis poemas
y luego,
como si nada, he pedido a mi médico
que me dibuje un círculo en el pecho,
en el lugar exacto donde está el corazón.
Como si nada, él lo ha hecho con un algodón de yodo.
De Los poemas del coronel Aureliano Buendía.

domingo, 27 de enero de 2013

¿¿ ?? Por Bertha C Ramos.


El espejo atormentado, de Egon Schiele.

CARNAVAL INTERNACIONAL DE LAS ARTES 2013

En memoria de Ernesto McCausland. Encuentro de Juan Gossaín, Marco Schwartz, Óscar Montes y Alonso Sánchez Baute.
De verdades y artificios. El escritor argentino Martín Caparrós habla de periodismo y literatura con Álvaro García

CARNAVAL INTERNACIONAL DE LAS ARTES 2013

El escritor colombiano Evelio Rosero entrevistado por Miguel Iriarte.
Inauguración de la muestra de Ángel Loochkartt, Nani Mosquera y Valerio Bindi.

CARNAVAL INTERNACIONAL DE LAS ARTES 2013

Para leer a Armand Mattelart.Entrevista de Mauricio Vargas a Armand Mattelard.
El artista italiano Valerio Bindi durante la apertura de su exhibición.


sábado, 26 de enero de 2013

De RAMIRO OVIEDO en el CARNAVAL de las ARTES. Dos poemas

El poeta durante su presentación en el Carnaval de las Artes, Barranquilla.


Cajita De bla-bla

ni bien llego
y ya me espera
una noche de pelo negro
calibre 38

Tic-tac

Cuidado, entonces.
Cuando te acerques al pómulo de un pétalo
Al estribo de un verso
Cuando arranques una cereza del árbol que yo cuido
No te sorprendas si escuchas un tic-tac
Un dum-dum ronco
Como un acezante corazón de lobo.

Escupe.
Vete de ahí urgente.
Cada cereza
Cada frase es una bomba de fragmentación.

jueves, 24 de enero de 2013

CARNAVAL DE LAS ARTES 2013

Ángel Loochkartt y Heriberto Fiorillo en la inauguración de la muestra del maestro Loochkartt en el Carnaval Internacional de las Artes 2013
Obra de Ángel Loochkartt

martes, 22 de enero de 2013

De ROBERTO JUARRÓZ. Octava poesía vertical.

Cada mañana resulta más difícil
reincorporarse al mundo,
convalidar su fuentes de sequía,
reinstalarse en la histeria de sus ruidos,
conectar entre sí los colores,
volver a los abrevaderos de palabras,
reconocer los páramos de historia.

Cada vez es más duro
transar con la hipoteca
de vivir esta fábula
perdida entre los astros,
carcomiendo el misterio
de sentir que podíamos
haber sido otra cosa.

Cada día resulta más costoso
recomenzar el día,
a pesar los crípticos reajustes
con las intimidades de lo que no es el hombre:
los silencios como islas en la luz,
las savias que imaginan nuevos mundos,
los reflejos que consuelan a las grietas,
la nervadura de un pájaro que pasa
sin ir, sin pasar, apenas siendo un pájaro.

Y así ha crecido la sospecha:
lo imposible
ya casi no soporta a lo posible.

APOLOGÍA DE LA LITERATURA BREVE.

¿Hay otra forma de escribir cuentos? Entre la perfección del relato clásico, la experimentación y el minimalismo, el género encuentra nuevos modos de concebirse, a partir de los efectos y los soportes. Los escritores Ariel Idez, Betina González y Andrés Neuman arriesgan ideas sobre cómo leerlos.

sábado, 19 de enero de 2013

De HÉCTOR ROJAS HERAZO. Nocturno resplandor.

De repente 
en lo más profundo y desasido del sueño 
un relámpago me ilumina y me divide, 
me ciega totalmente con su harina temible. 
Estupefacto miro en mi derredor, 
me llamo, me busco deslumbrado. 
No estoy. Me siento sobre el lecho. 
Unas alas apagan mis valles de alegría.
 

De JOSÉ EMILIO PACHECO. Concordancia: las personas del verbo.

Una vez 
Y por breve tiempo 
Hace mucho tiempo 
Tú y yo 
Fuimos de pronto hasta muy adentro 
Nosotros. 

«Nosotros dos» podía yo decir 
En las horas voraces que fueron nuestras. 

Desde hace tiempo 
Si hablo de ti 
Sólo puedo emplear 
La tercera persona: Ella. 

El yo empobrecido se hunde 
Entre las concordancias de la Nada.
 

De IDEA VILARIÑO. Decir no.

Decir no
decir no
atarme al mástil
pero
deseando que el viento lo voltee
que la sirena suba y con los dientes
corte las cuerdas y me arrastre al fondo
diciendo no no no
pero siguiéndola.

jueves, 17 de enero de 2013

CARNAVAL DE LAS ARTES 2013. BARRANQUILLA.


El Carnaval de las Artes, es un evento de cuatro días, concebido para brindar un homenaje a los más grandes creadores del mundo, conocer su vida y su obra, estudiar sus procesos de creación y estimular, entre los habitantes de nuestra ciudad, unareflexión a fondo sobre los distintos elementos que habitan y componen el tradicional Carnaval de Barranquilla, declarado por la UNESCO, patrimonio de la humanidad.
La ciudad de Barranquilla ganó cuatro días de pensamiento y reflexión, en torno al arte, el gran protagonista del evento, como lo aseguró Carlos Monsiváis Estoy seguro que en Carnaval, Barranquilla resplandece porque entre otras razones, hay que respetar el mundo de la tradición, que es también, y por eso mismo, el mundo del porvenir.

Ángel Loochkartt
Afiche oficial del Carnaval de las Artes: Barranquilla se prendió tu Carnaval.

miércoles, 16 de enero de 2013

CELEBRACIÓN FAMILIAR. Por Bertha C Ramos.



Cesáreo Sosa aborrece las pequeñas cosas. Es ajeno a los aleteos de las moscas y a lo efímero. Es corredor de bolsa, admirador de la Gran Muralla China, del Muro de los Lamentos y el Cañón del Colorado. Eugenia de Sosa hubiera querido pertenecer a las Carmelitas Descalzas para bordar baberitos, pero conoció a Cesáreo Sosa, y él le dijo que ese luto permanente de sus ojos andaluces podría ser buena carnada para atraer inversionistas; de manera que acordaron, hace más de veinte años, que era una forma magnífica de sociedad conyugal. Desde entonces, la tarde de Navidad suelen irse de paseo hacia un alto perfumado de eucaliptos donde extienden un mantel de florecillas sobre el cual colocan viandas. Cesáreo almuerza primero, Eugenia mira hacia el valle. Cesáreo pasa las sobras, Eugenia mastica suave. Cesáreo se asea los dientes con un palillo. El viento se siente helado. Después, se van a la iglesia.
cuentosdeBCRamos.
Obra de Óscar Kokoschka

DE JUANA BIGNOZZI. La literatura en serio.

Como sufro y me aburro resulto bastante divertida,
a veces represento situaciones,
la mujer comprensiva, el hombre triste;
como no tengo sentido de la oportunidad,
puedo interrumpir la mejor escena de amor,
y para que nadie dude de mi inteligencia,
me ocupo de problemas casi ridículos.
Rodeada de gente que espera cosas de la vida
o practica la tragedia,
mis explosiones de júbilo son bastante frecuentes,
y como me regalo horizontes, cucharas que vacían mi corazón,
casi siempre estoy triste,
por eso mi alegría es digna de verse.
En Mujer de cierto orden.

DE RAFAEL ALBERTI. Hace falta ser ciego.

Hace falta estar ciego, 
tener como metidas en los ojos raspaduras de vidrio, 
cal viva,
 
arena hirviendo,
 
para no ver la luz que salta en nuestros actos,
 
que ilumina por dentro nuestra lengua,
 
nuestra diaria palabra.
Hace falta querer morir sin estela de gloria y alegría, 
sin participación de los himnos futuros,
 
sin recuerdo en los hombres que juzguen el pasado sombrío de la tierra.
Hace falta querer ya en vida ser pasado,
obstáculo sangriento,
cosa muerta,
seco olvido.
Rafael Alberti en De un momento a otro.

viernes, 4 de enero de 2013

DE JUAN GELMAN. En la carpeta.

Tomé mi amor que asombraba a los astros
y le dije: señor amor,
usted crece de tarde, noche y día,
de costado, hacia abajo, entre las cejas,
sus ruidos no me dejan dormir perdí todo apetito
y ella ni nos saluda, es inútil, inútil.
De modo que tomé a mi amor,
le corté un brazo, un pie, sus adminículos,
hice un mazo de naipes
y ante la palidez de los planetas
me lo jugué una noche lentamente
mientras mi corazón silbaba, distraído.

miércoles, 2 de enero de 2013

De Joan Margarit.

No es de la historia mi nostalgia.
Es de la geografía. 
De cómo era la noche en una costa
sin casa alguna hasta lo lejos
donde se oía sólo la fuerza de las olas. 

No es de la historia mi nostalgia. 
Es de la geografía. De cómo era la noche
en la ciudad marítima que contemplábamos
desde aquel bar de Vallvidriera.
Tiempo para el dolor: el mismo
que para la alegría.
El que, como un torrente, 
deja paso a un tiempo de tristeza.
No hay ni un precipicio, ni un suspiro
al que yo no me hubiese podido anticipar. 

No es de la historia mi nostalgia.
Es de la geografía. 
De cómo era la noche en una costa
sin casa alguna hasta lo lejos
donde se oía sólo la fuerza de las olas. 
El olor de la noche era el del mar,
y en las estrellas vimos un refugio
sin darnos cuenta de que contemplábamos
la negra grupa del caballo del tiempo.
No es de la historia mi nostalgia. 
Es de la geografía.
De Joan Margarit en No estaba lejos, no era difícil.

Poema de la semana en POEMARÍO.

AGRADEZCO LA NOCHE
Aquí estoy, nuevamente amanecido,
dispuesto a soportar hasta que vuelva
la noche irremediable.
Cuento los días y me resulta eterno
el tiempo que supongo me separa
del silencio sin ruido.
Estoy como en un pozo
pero viendo la luz solo en el agua.
En un sitio del mundo
comenzará otra guerra
y vencerán los muertos a los muertos.
De aquello que fue el rostro del amigo
queda sólo una mancha, un tatuaje
que ha dejado la máscara en la piel.
¿Quién le cortó los hilos a la rueca?
¿Quién me dejó sin calles, sin laguna
con una puerta sólo hacia la infancia,
hacia el agua del pozo?
Aquí estoy, nuevamente amanecido,
ha sonado el teléfono,
comienza la ciudad su ruido informe,
y siguen los semáforos en rojo.
Waldo Leyva (Cuba, 1943)

DE LO QUE HABLA.


Hoy es siempre todavía.
Antonio Machado

De Margaret Atwood. Textos.


Hace unos días, una amiga me llamó por teléfono y me dijo: voy a suicidarme. ¿Por qué?, pregunté. Él me ha dejado, contestó. No tengo nada por lo que vivir. De acuerdo, dije, ¿y cómo vas a hacerlo? ¿Con pastillas? No, respondió, eso me haría vomitar. Si no funcionara, quiero decir. No soporto que me hagan lavados de estómago, es humillante. Bueno, con una pistola entonces, dije. Piensa en lo sucio que se pondría todo. La mancha no se puede limpiar y no soporto el escándalo. Puedes ahorcarte, le propuse. Pero es que se te queda tan mala cara, repuso. Se podría decir lo mismo de cuando una intenta ahogarse, dije. Bueno, eso es lo que hay, replicó, pero ¿qué voy a hacer, ahora que me ha abandonado y no tengo ningún motivo para vivir? ¿Y quién te dice que tienes que vivir por algo?, dije. ¿Es que tú vivías para él cuando estaba contigo? No, respondió. Vivía pese a él, vivía contra él. Deberías decir, entonces, no tengo nada en contra de qué vivir, repliqué. Es lo mismo ¿no crees?, respondió. Le dije que no.

De José Emilio Pacheco. College Park, Maryland






Esas frondas también dicen adiós. 

Las estremece un viento que llega ileso 
Desde el pasado en este mismo instante.

De Ester de Izaguirre. Fragmento de El espejo.

Yo siempre había creído
que era el tiempo el que se iba
tras cada ciclo cenital morado;
que el ayer existía en la conciencia
y que el hoy ya era un mañana virtual. Impostergable.
Pero entre lo que fui alguna vez
y lo que es hoy la imagen
especular y taciturna,
no son años los que se han ido sucediendo.
Soy yo la sucesiva y no mis noches;
aún ahora no me impulsa el instante:
yo soy la que camina del brazo con la muerte.
El tiempo es solamente
una inmóvil esfinge de amatista,
alzada por las manos de Dios, para animar
su eternidad desierta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...