jueves, 27 de agosto de 2015

LA PEPITA DEL DESEO. Por Bertha C Ramos.



VLADDO

DOS POEMAS DE IDEA VILARIÑO

DÓNDE
Dónde el sueño cumplido
y dónde el loco amor
que todos
o que algunos
siempre
tras la serena máscara

pedimos de rodillas.

LA DICHA
Es la dicha
es la dicha
colmada
interminable
sucediendo sin prisa
con fervor
sin memoria
sin nada más
sin trabas
irrenunciable
absorta.
Es la dicha
y es una
la de los dos
y es grave
y es infinita
y es sin límites
total
eterna
mientras dura.(1960)

jueves, 23 de julio de 2015

DE POEMARÍO 2015. HENRIK NILSSON. Cuando leas esta carta.

Cuando leas esta carta

Cuando leas esta carta estaré muy lejos
Más cerca de ti.
Cuando leas esta carta habrán cedido las noches
Se habrán iluminado las calles y las habitaciones
Donde intentamos hacer nuestra vida
Las encinas bajo las cuales nos paseamos
Se habrán petrificado y habrán surgido cristales de sus ramas.
Cuando leas esta carta
Se habrá callado el fusil y la pólvora
Se habrá reposado
Se habrán quitado los nombres de las puertas
Y los jardines se habrán poblado de maleza
Se habrán vaciado los hoteles y las recepciones abandonado
Todas las puertas estarán abiertas
Las fotografías habrán desaparecido en los álbumes
Y los cuadros descolgados de sus paredes
Todos los relojes se habrán parado
Todas las cifras palidecido.
Cuando leas esta carta los barcos habrán vuelto
A sus puertos
Y los mapas se habrán pulverizado
Los pianos se habrán desplegado
Y sus tangentes se habrán dispersado
Las lágrimas se habrán ordenado en archivos
De los que no sabemos nada.
Cuando leas esta carta estaré muy lejos
Más cerca de ti.


La poesía de Henrik Nilsson de Suecia, en la voz del poeta Miguel Iriarte.

POEMARÍO 2015. Barranquilla. JORGE PAOLANTONIO, Pequeño balance.

pequeño balance

No sé qué cosas se precisan para soportar ese hechizo
de lo efímero, saber que se nos va borrando el nombre.
Patricia Alvarez
me quedo con el sol poniente
prescindo  de menguantes o de lunas llenas
comulgo con quienes dan y piden poco
denuncio la molicie
tengo predilección por los sauces que lloran
maldigo la burla de los intemperantes
ni llego tarde ni estoy con los madrugadores
me doy en besos de amor que dura cien años
elijo ser feliz sin creer en las promesas
aborrezco a los maniqueos
estoy rodeado de poemas y gatos mullidos
flores que se secan demasiado pronto
escucho a los viejos más viejos de mi tierra
[esas almas con upite que lloran lo necesario]
lloro con el infierno de las beatas
río el paraíso de los niños empiojados
prendo incienso por mis modales travestidos
desvisto santos apago cirios me voy de fiesta
me voy de fiesta con los transparentes
con los velados a cajón abierto
elijo la ceniza y renuncio

renuncio a regresar en carne


Jorge Paolantonio, poeta argentino

ENTRE EL SÁNSCRITO Y EL CASTELLANO. Por Bertha C Ramos.

jueves, 14 de mayo de 2015

CRIATURAS ABOMINABLES. Por Bertha C Ramos.



Blutbad Wesen parecidos a un hombre lobo, con un agudo sentido del olfato y enorme fuerza. Los Blutbaden son muy violentos cuando están en manadas y son provocados por el color rojo.

lunes, 4 de mayo de 2015

EL ACADÉMICO. Por Bertha C Ramos.

Egon Schiele, Ritratto di Albert París von Gutersloh

EL ACADÉMICO

Cuando Angélica De la Rosa aceptó la propuesta matrimonial del mundano Jaime Manzano, debido a su prolongada castidad se cuidó de contestar con un sí irrebatible. Sin embargo, no dejaba de pensar en que él le había confesado su excesiva preferencia por el sexo oral, y como ella había sido siempre izquierdista en cuanto a la orientación de las ideas, y ultraderechista en cuanto al manejo de los cuerpos, quiso prepararse. Fue entonces cuando encontró en internet un estimulador de clítoris de esos que se adaptan al iPod touch o al iPhone, cuyas simples instrucciones, escritas en fuente Arial de color purpúreo, vencieron sus resistencias: “Una vez conectados tu dispositivo y el panel de control, solo debes colocarlos encima de tu vagina y manipular la perilla; sentirás gran placer al mismo tiempo que ejercitas tu aparato genital. Antes y después de utilizarlo debes limpiarlo con agua tibia y jabón antibacterial. La bala de vibración funciona con dos pilas AAA que no están incluidas.”
Tan pronto lo recibió Angélica estableció maratónicas jornadas en las que sincronizaba las doce funciones vibrátiles que ofrecía el artefacto, con las cadencias reguetoneras provenientes de su iPhone, y, a pesar de haber gastado una fortuna en baterías, para el día del matrimonio se jactaba de saber de los placeres solitarios y de estar preparada, por tanto, a descifrar las abstrusas convocatorias del sexo oral. Lo demás sería cuestión de remedo y resistencia.
Para su infortunio, con los días descubrió que el mundano Jaime Manzano era un académico integral y le gustaba el sexo oral de otra manera; un laberinto verbal con que adoctrinaba diariamente a Angélica de la Rosa, en el que solía mezclar atributos, simbolismos, tradiciones, estadísticas y conceptos. Pura paja.

Muy breves,de BerthaCRamos. 

lunes, 13 de abril de 2015

Adiós a Eduardo Galeano. CELEBRACIÓN DE LAS BODAS DE LA RAZÓN Y EL CORAZÓN.

Celebración de las bodas de la razón y el corazón

¿Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos?
 Desde que entramos en la escuela o la iglesia, la educación nos descuartiza: nos enseña a divorciar el alma del cuerpo y la razón del corazón. 

Sabios doctores de Ética y Moral han de ser los pescadores de la costa colombiana, que inventaron la palabra sentipensante para definir al lenguaje que dice la verdad".




Pescadores en Santa Verónica, Atlántico



jueves, 9 de abril de 2015

YO NO SÉ DE PÁJAROS... Por Bertha C Ramos.




DE ALEJANDRA PIZARNIK. Solamente las noches.

SOLAMENTE LAS NOCHES

A Árbol de Fuego.
A Jean Aristeguieta.
escribiendo
he pedido, he perdido.

en esta noche, en este mundo,
abrazada a vos,
alegría de naufragio.

he querido sacrificar mis días y mis semanas
en las ceremonias del poema.

he implorado tanto
desde el fondo de los fondos
de mi escritura.

Coger y morir no tienen adjetivos.

1972

miércoles, 11 de febrero de 2015

REFLEXIONES DE UNA MENOR. Lo que guardan los cajones. Por María Camila Ramírez.

(Escrito cuando Camila era una niña)

Si los perros volaran,
las gallinas cantaran,
los patos triunfaran,
¿Qué haríamos nosotros?

****************************
Los árboles verdes,
las gallinas blancas,
las escobas sucias,
y la mala gana.

***************************
Me peino,
me peino,
con el cepillo
con el corazón,
y con un martillo.

***************************
Un siglo son 10 décadas
Un milenio son 10 siglos
¿Cuánto dura nuestra vida?

****************************
Cuando nos caemos nos levantamos,
cuando nos tiramos no.
Si pensamos en algo
No pensamos en una flor.

**************************** 
Cuando llega la tormenta, cesa la calma,
cuando se va, aparece,
cuando nosotros lloramos, cesa la tranquilidad.

***************************
Los perros son bobos,
los gatos también,
si se rompe un coco,
a mí me va bien.

****************************
And my dad, he was sick
and my friends, they were fake
and my truth was unseen
and my shoes full of dirt.

And my love was unloved,
and my steps, no direction,
and my hands with no one to hold
it was time just to let go.
***************************
El amor desaparece como cuando llega.
Y la calma regresa como cuando se va.

*************************** 
La rabia entre primas
es como una cuchilla
en la espalda.
Cuando está adentro
de tu cuerpo
es difícil retirarla.

**************************
El fruto del amor no se cultiva en cualquier campo…sino en el campo del alma.

**************************
El sentimiento del amor
es como una culpa perdida,
cuando pierdes el control
no sabes qué hacer.

jueves, 15 de enero de 2015

LLUVIA DE ESTRELLAS Y CREENCIAS. Por Bertha C Ramos.


LLUVIA DE ESTRELLAS Y DE CREENCIAS
Por Bertha C Ramos.
Inestable e irreversible, así como se perfilan los eventos que demuestran que todo es impermanencia y somos simples mortales sujetos al cambio, sentimos que se nos fue el 2014. No quedan sino vestigios de los afectos, lo demás, pareciera incorporarse a la neblina de la memoria banal desprovista de pasiones, plagada de sucesos insustanciales que enmarcan año tras año nuestra transitoriedad, en la cual, bajo una cifra consecutiva, se archiva la cotidiana supervivencia que no es más que el desperdicio paulatino de la vida. Entonces, todo tiene el tinte de fatalidad que manifiestan las cosas predecibles, y surgen esas nostalgias que acompañan sin remedio el cierre de cada ciclo. Sin embargo, el universo nos sorprende con fenómenos que evocan la fascinación vital. A mediados de diciembre las Gemínidas, la lluvia de meteoros con que tropieza anualmente en su órbita la tierra, nos pusieron en contacto con lo sobrenatural, con esa noción de cosas mágicas que resulta imprescindible a la hora de enfrentar un nuevo comienzo. Así fue como, ad portas del 2015, de cara al cielo infinito y rumoroso que identifica al Caribe en estas fechas, me dispuse a ver pasar la lluvia de estrellas. No pudo la imperturbable anchura cósmica sembrar el escepticismo y me puse en modo espera, que es el modo de la fe y de la confianza; el modo de disponerse a los milagros que tanto desestimamos. Cuando la primera línea anaranjada atravesó mi campo visual yo ya estaba navegando en un mar de reflexiones y propósitos. Ya había resuelto vivir el 2015 aceptando la absoluta coincidencia de infinitos que vinculan al interior del cuerpo humano con el espacio exterior, ante los cuales el tiempo se presenta como un invento mental. “¿Por qué corres? El tiempo que perdiste no va delante de ti, tampoco quedó atrás, va contigo hasta el final de los tiempos” escribió alguna vez el Mamo Menjabin de la comunidad Arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta. Cuando mi experiencia terminó, había visto siete líneas desprenderse de la nada hacia la nada y tenía la sensación de comenzar a comprender lo inconmensurable. Pues bien, así llegué a enero aunque pronto otros sucesos terrenales volverían a recordarme que, si hay algo inconmensurable y palpablemente incomprensible, es el universo que cobija las ideas y las creencias, y la estrecha -a todas luces primitiva- facultad para aceptar las diferencias que tenemos los humanos.
Lo prueban los actos de terrorismo perpetrados en París, la ciudad donde se firmara en 1948 la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo artículo 19 dice “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.” Por desgracia, no se trata únicamente de Paris. La violencia está presente donde quiera que se trate de opinar exponiendo las diferencias. Una lluvia de amenazas real y perturbadora nos embiste constantemente, por ejemplo, desde las redes sociales, y la aceptamos con indolencia encubridora.

berthicaramos@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...