viernes, 25 de mayo de 2018

Hombre Muerto y Mujer Viva. Bertha C Ramos.




Podría llamarse un acuerdo lo que existe entre Hombre Muerto y Mujer Viva, desde que ella ha ido aclarando sus ideas sobre la sexualidad. Ahora que tiene certeza de que su hombre está muerto, y ella cada día más viva, han dejado de importarle filósofos, terapeutas, políticos, religiosos o científicos. Así que, es inevitable que cuando va por las calles parezca una mezcladora de cemento, y que vacilen sus tacones cuando un olor almizclado se levanta tras a su paso. Mujer Viva ha confesado –les sucede a las mujeres- que le sudan las axilas cuando admiran sus pulgares o la concha de su oreja, y que, lo que más le aturde últimamente, es la potencia de las voces masculinas. Hombre Muerto no tendría ese vigor ni para cantar los goles de su equipo. 
Sucede que, en meses como diciembre, Mujer Viva siente nostalgia por tonterías; la entristecen los ronquidos de Hombre Muerto, las hojas de las acacias dispersas sobre el andén, las crisálidas, la pólvora y los burros.
Woman in black Stockings. Egon Schiele.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...