martes, 19 de enero de 2010

De Eduardo Galeano. Llorar.

Llorar
Fue en la selva, en la amazonia ecuatoriana. Los indios shuar estaban llorando a una abuela moribunda. Lloraban sentados, a la orilla de su agonía.Un testigo, venido de otros mundos, preguntó:
-¿Por qué lloran delante de ella, si todavía está viva?
Y contestaron los que lloraban:
-Para que sepa que la queremos mucho.
Eduardo Galeano, de El libro de los abrazos.

2 comentarios:

  1. Llanto

    Yo creía
    que la risa
    era riego para el alma
    y caricia en el cuerpo.


    Hoy aprendí
    que llorar
    es besar el alma
    en su mayor profundidad,
    abordarla,

    hasta verla sonreir...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...