domingo, 25 de abril de 2010

De Cortázar. Propiedades de un sillón.

En casa del Jacinto hay un sillón para morirse. Cuando la gente se pone vieja, un día la invitan a sentarse en el sillón que es un sillón como todos pero con una estrellita plateada en el centro del respaldo. La persona invitada suspira, mueve un poco las manos como si quisiera alejar la invitación y después va a sentarse en el sillón y se muere. Los chicos, siempre traviesos, se divierten en engañar a las visitas en ausencia de la madre, y las invitan a sentarse en el sillón. Como las visitas están enteradas pero saben que de eso no se debe hablar, miran a los chicos con gran confusión y se excusan con palabras que nunca se emplean cuando se habla con los chicos, cosa que a éstos los regocija extraordinariamente.
 Al final las visitas se valen de cualquier pretexto para no sentarse, pero más tarde la madre se da cuenta de lo sucedido y a la hora de acostarse hay palizas terribles. No por eso escarmientan, de cuando en cuando consiguen engañar a alguna visita cándida y la hacen sentarse en el sillón. En esos casos los padres disimulan, pues temen que los vecinos lleguen a enterarse de las propiedades del sillón y vengan a pedirlo prestado para hacer sentar a una u otra persona de su familia o amistad. Entretanto los chicos van creciendo y llega un día en que sin saber por qué dejan de interesarse por el sillón y las visitas. Más bien evitan entrar en la sala, hacen un rodeo por el patio, y los padres, que ya están muy viejos, cierran con llave la puerta de la sala y miran atentamente a sus hijos como queriendo leer su pensamiento. Los hijos desvían la mirada y dicen que ya es hora de comer o de acostarse.
Por las mañanas el padre se levanta el primero y va siempre a mirar si la puerta de la sala sigue cerrada con llave, o si alguno de los hijos no ha abierto la puerta para que se vea el sillón desde el comedor, porque la estrellita de plata brilla hasta en la oscuridad y se la ve perfectamente desde cualquier parte del comedor.
Pio César Robla. Lúgubre sombra reflejada.

La hora Cero o el presente permanente. Por Bertha C. Ramos.

http://www.elheraldo.com.co/ELHERALDO/BancoConocimiento/Y/yla_hora_cero/yla_hora_cero.asp?CodSeccion=52

viernes, 23 de abril de 2010

De un Muro en Buenos Aires

De NIKIFOROS VRETAKOS. Regreso.

Conteniendo el desgarramiento de mi corazón
hallé la casa paterna que miraba
entre el follaje, como en otro tiempo, el poniente
conteniendo el desgarramiento de mi corazón...
Mi madre corre a encender la chimenea,
y cuando veo desde la puerta su dulce resplandor
conteniendo el desgarramiento de mi corazón
no entro. Afuera me siento y lloro...
NIKIFOROS VRETAKOS, 1911-1991

De Donald Justice. A los cuarenta un hombre.

A los cuarenta un hombre 
sabe cómo cerrar suavemente
la puerta de las habitaciones
a las que no ha de volver.

Donald Justice Miami, Fla. (1925 2004)

De Mario Benedetti. Estados de ánimo.

A veces me siento como un águila en el aire ...
( A propósito de una canción de de Pablo Milanés )

 Unas veces me siento
como pobre colina,
y otras como montaña
de cumbres repetidas,
unas veces me siento
como un acantilado,
y en otras como un cielo
azul pero lejano,
a veces uno es
manantial entre rocas,
y otras veces un árbol
con las últimas hojas,
pero hoy me siento apenas
como laguna insomne,
con un embarcadero
ya sin embarcaciones,
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde,
te acerques y te mires..
te mires al mirarme.
Fotografía: Mauricio Ramírez. Varanasi, India.

jueves, 22 de abril de 2010

De Manuel Bandeira.Neologismo.

Beso poco, hablo menos.
Pero invento palabras
Que traducen la ternura más honda
Y más cotidiana.
Inventé, por ejemplo, el verbo teadorar.
Intransitivo:
Teadoro, Teodora.
Manuel Bandeira, 1886-1968. De Momento en un café.

De James Laughlin. Un secreto lenguaje.

Desearía poder hablar a tu cuerpo 
Sin ningún cuidado; me refiero a un
 
Lenguaje tan directo como su
 
Belleza merece. Claro que
 
Cuando hacemos el amor la
 
Comunicación del tacto, los dedos
 
En la Carne, los labios en la más
 
Honda Carne, pero sin duda debe haber
 
Una especie de habla, cuerpo a cuerpo,
 
Que es aún más honda que
 
El tacto superficial, un lenguaje
 
Que todavía no aprendí o no
 
lo suficientemente bien, por mucho
 
que lo he intentado. ¿Dominaré algún
 
día ese secreto lenguaje para ti?
James Laughlin (1914-1997)

viernes, 16 de abril de 2010

De Bertha C Ramos. Rutinario.

RUTINARIO
Un hombre de mediana estatura, de mediana inteligencia, de mediana potencia sexual, nadaba diariamente doce horas en el mar de la nada. Abierto de piernas, fumando, rascándose los testículos, pensando en pajaritos de oro, buscaba con desaliento el sentido de la vida. De ahí salía transformado en un hombre de máxima estatura, de máxima inteligencia, de máxima potencia sexual, que nadaba diariamente doce horas en el mar de la certidumbre. Vuelto un ocho, trabajando, cuidando de la familia, planeando grandes proyectos, hallaba con optimismo el sentido de la muerte. Y así sucesivamente…




CuentosdeBCRamos. De Ligeras historias.
Francis Bacon, Retrato de Michel Leiris.

De Olaf Stapledon. Historias Universales.

En un cosmos inconcebiblemente complejo, cada vez que una criatura se enfrentaba con diversas alternativas, no elegía una sino todas, creando de este modo muchas historias universales del cosmos. Ya que en ese mundo había muchas criaturas y que cada una de ellas estaba continuamente ante muchas alternativas, las combinaciones de esos procesos eran innumerables y a cada instante ese universo se ramificaba infinitamente en otros universos, y estos, en otros a su vez.
Olaf Stapledon. De Star Maker, 1.937.
Antología de la literatura fantástica. JL Borges, S. Ocampo, A. Bioy.

Definición del fantasma. James Joyce.

¿Qué es un fantasma? preguntó Stephen. Un hombre que se ha desvanecido hasta ser impalpable, por muerte, por ausencia, por cambio de costumbres.
James Joyce, Dublín 1.882. Del Ulysses(1.921)
Antología de la literatura fantástica. JL Borges, S. Ocampo, A. Bioy.

jueves, 15 de abril de 2010

De Nikos Karuzos.





SONIDO FÁLICO
Eurídice no existe ni tampoco
Orfeo.
Simplemente: el lenguaje lame lo invisible
el lenguaje coquetea con
la muerte.
Habla de hoy, a lo sumo de mañana: pasado
es metafísica.

MISTERIO
La estructura de lo divino por diez.
Me disuelvo en el placer de decir no y no
a la muerte cometas estrellas fugaces el fluir del Ser
la eyaculación óptica
los aviones: rosas en la noche
celestial.
En su desesperación la mente no juega a la realidad.

NIKOS KARUZOS, 1926.

De Nikos Lázaris. En movimiento.

Hay un camino delante de nosotros que no lleva a ninguna parte
Hay una serie de edificios
que me ocultan tu pensamiento
Hay un mar que se agota
sin cesar como un alma
Hay una cinta magnetofónica que gira sin sonido
Hay un perro que aúlla detrás de un montón
de basura
(y otro que permanece mudo en nuestro cuerpo)
Hay un sordo ruido del pasado
algunas imágenes entrevistas del futuro
Hay una sombra que cae sobre nosotros
como si no tuviera dónde ir
Hay tú
Hay yo
Dos visitantes de este siglo
olvidados por todos.
Dos vencedores sin victoria.
Nikos Lázaris. 1.947
Egon Schiele, Two figures.

Led Zeppelin. Stairway to Heaven



http://heavy.blogsome.com/2006/10/29/stairway-to-heaven-letras-traducidas-led-zeppelin/

miércoles, 14 de abril de 2010

De Louise Glück. Primer recuerdo.

Hace tiempo fui herida. Viví
para vengarme 
de mi padre, no
por lo que él fue
sino por lo que fue de mí desde que todo empezó,
desde niña, creí
que el dolor quería decir
que alguien me amaba.
Quería decir que yo amaba.






Louise Glück, Nueva York, 1.943.

De Joy Harjo. Aparición.

La mente humana es pequeña cuando piensa
en pequeñeces.
Crece cuando abraza al hacedor
de los que andan, piensan y vuelan.
Si logro encontrar el sentido más allá del deseo
No comeré ni beberé
hasta que el dolor me clave
en la tierra.
Podré ubicar la punta del amanecer
y despertar
con el día más largo del mundo.

Joy Harjo. Tulsa, Oklahoma,1951.Miembro de la nación Muskogee, Harjo empezó a escribir poemas como su profundo entendimiento político y se dio cuenta que era necesario para cantantes y oradores en su comunidad.

lunes, 12 de abril de 2010

De Eduardo Galeano. La ventolera

Silba el viento dentro de mí.
Estoy desnudo. Dueño de nada, dueño de nadie, ni siquiera dueño de mis certezas, soy mi cara en el viento, a contraviento, y soy el viento que me golpea la cara.
De El libro de los abrazos.
Edward Hooper, Viento del atardecer, 1.921.

sábado, 10 de abril de 2010

De James Laughlin. ¿Por qué nos sucede el amor?

No es tan simple
Como el imperativo biológico
De continuar la especie.
Está eso, desde luego,
Pero es también tu modo de mirarme,
Tu cara iluminada de alegría
Y el modo en que tu voz suena
En la oscuridad. ¿Qué hace que tu amor
Me elija? Te lo pregunté alguna vez.
Pero no quisiste responder.
Era tu secreto. Guárdalo así.


James Laughlin (1914-1997)
Francis Bacon. 
Seated woman (portrait of Muriel Belcher, 1.961)

De Ryszard Kapuscinski. Me he alejado tanto de mí mismo

Me he alejado tanto de mí mismo
que ya no sé decir nada
sobre mí
ni lo que siento
cuando me mojo bajo la lluvia
ni cuando me convierto
en una brizna de hierba seca
quemada por el sol
no sé encontrarme
a mí mismo
describir a este personaje
nombrarlo
asegurar
que                        existe

De Piedad Bonnet. Ahora que ya no soy más joven.

 Ahora que ya remonto la mitad del camino de mi vida, 
yo que siempre me apené de las gentes mayores, 
yo, que soy eterna pues he muerto cien veces, de tedio, de agonía, 
y que alargo mis brazos al sol en las mañanas y me arrullo 
en las noches y me canto canciones para espantar el miedo, 
¿qué haré con esta sombra que comienza a vestirme 
y a despojarme sin remordimientos? 
¿Qué haré con el confuso y turbio río que no encuentra su mar, 
con tanto día y tanto aniversario, con tanta juventud a las espaldas, 
si aún no he nacido, si aún hoy me cabe 
un mundo entero en el costado izquierdo? 
¿Qué hacer ahora que ya no soy más joven 
si todavía no te he conocido?

Piedad Bonnet, Poeta, narradora, ensayista, y dramaturga. Colombia 1951

viernes, 9 de abril de 2010

De Alejandra Pizarnik. Quién alumbra.





Quién alumbra

Cuando me miras
mis ojos son llaves,
el muro tiene secretos,
mi temor palabras, poemas.
Sólo tú haces de mi memoria
una viajera fascinada,
un fuego incesante. 



De Juanita Ramón, dibujo hecho para su padre.

jueves, 1 de abril de 2010

Del monje Ryôkan.

Para hacer fuego
el viento que sopla me trae
las hojas del otoño




Maestro, calígrafo y poeta del Período Edo, nacido en Japón.
De poemas que escribió en Gogô-an.
Egon Schiele, Otoño.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...