lunes, 21 de septiembre de 2009

DESTINO


De niño fue el más ingenuo de los primos, el pequeño de la clase, el más piadoso del barrio. Lo llamaban minipingüi y él solía encolerizarse. De grande, fue el más astuto de los primos, el célebre de la clase, el más fogoso del barrio. Lo llamaban presidente y él solía ruborizarse.

CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)
Oswaldo Guayasamín, El Presidente.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...