martes, 29 de septiembre de 2009

RAÚL GÓMEZ JATTIN

SI SE QUIERE LLEGAR A SER UNA BUENA VÍCTIMA
es necesario saber de toda la dulzura
que entrelaza al verdugo con la muerte
de la paciencia con que afila su hacha
de la soledad que ilumina su vida
y la de sus inocentes hijos
del esfuerzo que implica portar y levantar el arma
de la sangre que pringa sus pantalones
Todas esas consideraciones deben estar presentes
en el momento de recoger nuestro pelo sobre la nuca
y poner en sus manos el pescuezo

http://www.revistanumero.com/25jattin.htm

sábado, 26 de septiembre de 2009

HISTORIAS DE MUJERES. PIERRE LOÜYS

El Árbol. 
Me despojé de la ropa para subir a un árbol: mis muslos desnudos abrazaron la corteza húmeda y lisa, mis manos pisaron sus ramas.
Luego en lo alto, entre sus hojas y defendida del calor por su generosa sombra, me puse a caballo sobre una horquillada rama balanceando los pies en el aire.
Había llovido. Las gotas que caían del follaje se deslizaban por mi piel. Mis manos estaban manchadas de musgo y mis pies que habían caminado sobre las flores estaban teñidos de rojo.
Cuando el viento pasaba a través de la copa todavía empapada, el árbol se estremecía, y yo entonces apretaba más las piernas y posé mis labios entreabiertos en la nuca musgosa de una rama.

Pierre Louis más conocido como Pierre Louÿs, (Gante, Bélgica 10 de diciembre de 1870, París, Francia, 6 de junio de 1925).

miércoles, 23 de septiembre de 2009

LA MUÑECA. (una nueva lectura)

Lo primero que hacía Arizmendi cuando despertaba era curucutear los pezoncitos de Belén hasta que estuvieran duros como pepitas de agraz, y esperaba a que Belén se arrimara calientita y lo besara. Lo segundo darle un grito. Al comienzo fueron gritos incoherentes, vagas frases salpicadas de improperios. Después fue calificándola con palabras muy concretas: perra, puta, minusválida, cretina, casquivana, farnofélica, bulímica, ninfómana. Y se paraba de inmediato de la cama y dejaba el desayuno sin probar. Belén, que luce tan linda con el cabello violeta y su uniforme de aeromoza, hizo una muñeca de trapo de tamaño natural que imitara su silueta brasilera, y le puso en los pezones dos perlitas y orejas descomunales y la acuesta cada noche al lado de él. Desde entonces, cada vez que Arizmendi se despierta se le arrima a la muñeca y le acaricia las perlitas y tiene sexo con ella y le grita perra, puta, minusválida, cretina, casquivana, farnofélica, bulímica, ninfómana. Y se levanta de la cama y le da amorosamente a Belén los buenos días y se come el desayuno sin rabiar. Ahora dicen en la Torre de Pompeya que Arizmendi está de nuevo enamorado. 


CuentosdeBCRamos. (De En la Torre de Pompeya)

lunes, 21 de septiembre de 2009

DESTINO


De niño fue el más ingenuo de los primos, el pequeño de la clase, el más piadoso del barrio. Lo llamaban minipingüi y él solía encolerizarse. De grande, fue el más astuto de los primos, el célebre de la clase, el más fogoso del barrio. Lo llamaban presidente y él solía ruborizarse.

CuentosdeBCRamos. (De Ligeras Historias)
Oswaldo Guayasamín, El Presidente.

domingo, 20 de septiembre de 2009

DOS POEMAS DE MANUEL BANDEIRA

BRISA
Vamos a vivir al Nordeste, Anarina.
Dejaré aquí a a mis amigos, mis libros, mis riquezas,
        mi vergüenza.
Dejarás aquí a tu hija, tu abuela, tu marido,
        tu amante.
Aquí hace mucho calor.
En el Nordeste también hace calor.
Pero allí hay brisa:
Vivamos de la brisa, Anarina.

GOLONDRINA
La golondrina allá afuera está diciendo:
"¡Pasé el día sin ton ni son, sin ton ni son!"
¡Golondrina, golondrina, mi canción es más
        triste!
Pasé la vida sin ton ni son, sin ton ni son...

sábado, 19 de septiembre de 2009

LA VUELTA


Al cabo de los años del destierro
volví a la casa de mi infancia
y todavía me es ajeno su ámbito.
mis manos han tocado los árboles
como quien acaricia a alguien que duerme
y he repetido antiguos caminos
como si recobrara un verso olvidado
y vi al desparramarse la tarde
la frágil luna nueva
que se arrimó al amparo sombrío
de la palmera de hojas altas,
como a su nido el pájaro.
¡Qué caterva de cielos
abarcará entre sus paredes el patio,
cuánto heroico poniente
militará en la hondura de la calle
y cuánta quebradiza luna nueva
infundirá al jardín su ternura,
antes que vuelva a reconocerme la casa
y de nuevo sea un hábito!

Jorge Luis Borges
Fervor de Buenos Aires (1923)
Fotografía: Mauricio Ramírez. Jodhpur, Rajasthan, India

EL AHOGADO MÁS HERMOSO DEL MUNDO. GARCÍA MÁRQUEZ

http://www.literatura.us/garciamarquez/ahogado.html

viernes, 18 de septiembre de 2009


http://www.literatura.us/borges/refutacion.html
"El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El 'mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges."
Jorge Luis Borges. NUEVA REFUTACIÓN DEL TIEMPO.

Fotografía: Mauricio Ramírez. Nageen Lake, Kashmir, India.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

MÁS DE KABIR

El primer Adán nunca supo
de donde venía nuestra madre Era.
Entonces no había ni musulmán ni hindú,
ni sangre de madre, ni semen de padre,
ni dinastía ni casta.
El paraiso y el infierno
¿de dónde han venido?
Nadie comprende el misterio del espíritu;
en su error !hablan de religiones!

martes, 15 de septiembre de 2009

SOBRE EL AMOR

Poemas de Kabir (nacido en Benarés hacia 1440).Del libro POESÍA MÍSTICA DE LA INDIA.
30
La tierra muere, el cielo muere;
En cada cuerpo se apaga la luz del alma.
Las múltiples formas de los seres mueren;
Igual que han aparecido, desaparecen.
Los cuatro Vedas mueren también,
Y la tradición muere en el Corán.
El yogui que medita en el yoga muere.
Pero el maestro permanece inmutable en todos los seres.

15
¡Delicada es la senda del amor!
En ella no hay preguntas ni respuestas;
Allí uno pierde su propio ser a Sus pies;
Allí uno se sumerge en la alegría de la búsqueda
Y bucea en las profundidades del amor
Como pez en el agua.
El amante nunca es indeciso en ofrecer su vida
en servicio a su Señor.
Kabir declara el secreto de este amor.

viernes, 11 de septiembre de 2009

PAPÁ


Papá fue un hombre de largas piernas y dudas infinitesimales. Le gustaban las carnes magras de res y de mujer ajena. No había noes más esteparios que los que escupía su boca, ni síes más pusilánimes que los de su mirada. Alguna vez fuimos a acampar a orillas del río Guachaca. Los cuatro. Mamá, mi hermana, él y yo. Esa noche, Papá bebió con sevicia y Mamá lloró con recato. Las sombras y la neblina eran una sola, cuando lo vi levantarse y tomar camino al monte. Fui tras él. Hablaba quedo. Palabras gruesas. Gestos groseros. Su cuerpo se irguió veloz en la medianoche. Abrió los brazos en cruz y apretujó las dos piernas hasta que se hicieron tronco. Papá fue transformándose en un árbol. Gigantesco, sus ramas pertenecían al universo. Estuvo irreconocible moviéndose con la brisa de un lado a otro y causando salvajes ruidos con las raíces. Floreció por voluntad. Luego se llenó de frutos. Entonces soltó tremenda carcajada inédita y placentera. Sigilosamente mía. Mientras papá fue árbol, tallé sobre su corteza mis iniciales. F.H. Transité todas sus grietas. Esa noche fue mi héroe, después volvió a ser papá. El hombre de largas piernas y dudas infinitesimales, que amaba las carnes magras de res y mujer ajena. El día en que papá se fue, mamá lloró con recato. A mí me llenó de orgullo.
CuentosdeBCRamos.(De Ligeras Historias)

Fotografía: Mauricio Ramírez. Angkor, Cambodia.

domingo, 6 de septiembre de 2009

CERNUDA PARA UN DOMINGO

Poemario redactado en 1931 -plena República en España
Luis Cernuda
SI EL HOMBRE PUDIERA DECIR LO QUE AMA

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,
dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

sábado, 5 de septiembre de 2009

SUEÑO PROFUNDO

Cierto remilgado maestro de anatomía, soñaba profundamente que se había cortado el ano y lo había llevado de muestra para dictar una clase. Como profesor deploraba el estrago que causaría sobre su cuerpo. Como hombre sentía alivio y un airecillo de libertad. Despertó confuso.
BCRamos

viernes, 4 de septiembre de 2009

Estúpida obsesión de la profundidad. ¿Hay otros lugares previstos para nosotros, de los cuales éste en el que estoy no es más que el pórtico? Samuel Beckett, El Innombrable.
Fotografía: Mauricio Ramírez. Ha Long Bay, Vietnam.

PASOLINI POETA

http://www.scribd.com/doc/6805483/Pasolini-y-Rohmer-Cine-de-Poesia-Contra-Cine-de-Prosa
POETA PIER PAOLO PASOLINI
Al príncipe
Si regresa el sol, si cae la tarde,
si la noche tiene un sabor de noches futuras,
si una siesta de lluvia parece regresar
de tiempos demasiado amados y jamás poseídos del todo,
ya no encuentro felicidad ni en gozar ni en sufrir por ello:
ya no siento delante de mí toda la vida...
Para ser poetas, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.

De "La religión de mi tiempo" 1961
Versión de Delfina Muschietti

Muerte
Vuelvo a ti, como vuelve
un emigrado a su país y lo redescubre:
he hecho fortuna (en el intelecto)
y soy feliz, tanto
como hace tiempo lo era, destituido por norma.
Una rabia negra de poesía en el pecho.
Una loca vejez de jovencito.
Antes tu alegría se confundía
con el terror, es verdad, y ahora
casi con otra alegría
lívida, árida: mi pasión decepcionada.
Ahora me das miedo de verdad,
porque estás de verdad cerca, incluida
en mi estado de rabia, de oscura
hambre, de ansia casi de criatura nueva.

De "La religione del mio tempo" 1961
Versión de Delfina Muschietti

Análisis tardío
(Fin de los años sesenta)
Sé bien, sé bien que estoy en el fondo de la fosa;
que todo aquello que toco ya lo he tocado;
que soy prisionero de un interés indecente;
que cada convalecencia es una recaída;
que las aguas están estancadas y todo tiene sabor a viejo;
que también el humorismo forma parte del bloque inamovible;
que no hago otra cosa que reducir lo nuevo a lo antiguo;
que no intento todavía reconocer quién soy;
que he perdido hasta la antigua paciencia de orfebre;
que la vejez hace resaltar por impaciencia sólo las miserias;
que no saldré nunca de aquí por más que sonría;
que doy vueltas de un lado a otro por la tierra como una bestia enjaulada;
que de tantas cuerdas que tengo he terminado por tirar de una sola;
que me gusta embarrarme porque el barro es materia pobre y por lo tanto pura;
que adoro la luz sólo si no ofrece esperanza.

Versión deHugo Beccacece

jueves, 3 de septiembre de 2009



"La verdad necesita de un gran vacío, de un silencio donde pueda aposentarse, sin que ninguna otra presencia se entremezcle con la suya, desfigurándola. El que escribe, mientras lo hace, necesita acallar sus pasiones y, sobre todo, su vanidad. La vanidad es una hinchazón de algo que no ha logrado ser y se hincha para recubrir su interior vacío. El escritor vanidoso dirá todo lo que debe callarse por su falta de entidad, todo lo que por no ser verdaderamente no debe ser puesto de manifiesto, y por decirlo, callará lo que debe ser manifestado, lo callará o desdibujará por su intromisión vanidosa". María Zambrano, escritora y filósofa.
Fotografia Mauricio Ramirez, Kashmir, India.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

VARIOS

DÍA GNÓSTICO
Si sale el sol es para arruinar la cosecha
si se presenta la lluvia se desbordan los ríos
si encendemos la chimenea se quema la casa
si abrimos la ventana se nos entra el murciélago
no es que el señor haya perdido el control del planeta
es que mi amada está enferma

Jota Mario Arbeláez (Colombia)

SEXO POR SAXO
Estaba un desengañado saxofonista tocando en la madrugada en una banca del parque y llegó una prostituta que le dijo te cambio sexo por saxo. Entonces, ella le dio el sexo más depurado de los que sabía su cuerpo, con tal de escuchar las notas del saxofón tocando una melodía que acompañara el susurro con que llegan los primeros destellitos. Pero como él era un hombre, tan pronto como acabó, se fue y le dejó a un ladito el instrumento. El amanecer se quedó mudo.

BCRamos.

INFESTACIÓN
-Este cuento tiene piojos -dije a mi mujer.
-No te creo.
Vio las liendres.
-Hay que motilarlo.
-Tiene palabras que me gustan mucho.
-Tú y tus palabras -suspiró-. Úntale petróleo.
-¿Petróleo?
-Eso hice con los niños-
-¿Y si se intoxica?
-Los niños no se intoxicaron.
-Son fisiologías distintas.
-Cuidas demasiado tus cuentos. Relájate.
Bajé la cabeza.
-Cepíllalo y lávalo. Cepíllalo y lávalo hasta que le salga toda esa inmundicia -gritó rumbo a la cocina.
Lo hice, juro que lo hice.

Octavio Escobar Giraldo. (Colombia)

CORTÁZAR

En la bóveda de la tarde cada pájaro es un punto del recuerdo.
Asombra a veces que el fervor del tiempo
vuelva, sin cuerpo vuelva, ya sin motivo vuelva;
que la belleza, tan breve en su violento amor
nos guarde un eco en el descenso de la noche.
Y así, qué más que estarse con los brazos caídos,
el corazón amontonado y un sabor de polvo
que fue rosa o camino-
El vuelo excede el ala.
Sin humildad, saber que esto que resta
fue ganado a la sombra por obra de silencio;
que la rama en la mano, que la lágrima oscura
son heredad, el hombre con su historia,
la lámpara que alumbra.

ACERCA DE LA MIRADA


“La mirada es esa existencia que toma mis pensamientos por detrás y dulcemente los abre por detrás, me atraviesa por detrás, detrás de mí alguien me alimenta en burbujas de existencia (La Nausée. p. 146). Fotografía de Mauricio Ramírez. Rajasthan. India.

martes, 1 de septiembre de 2009

WANG WEI

Poema
Últimamente comprendí el significado de la tranquilidad, día tras día me mantuve
apartado de la multitud.
Limpié mi cabaña y la preparé para la visita
de un monje, que llegó a visitarme desde las
montañas lejanas.
Vino bajando desde los picos ocultos
por las nubes, para verme en mi casa de
techo de paja.
Sentados en el pasto compartimos la resina
pino, quemando incienso leímos los
sutras del Tao.
Al terminar el día encendimos nuestra
lámpara, las campanas del templo anuncian
comienzo de la noche.
advertí que la tranquilidad
realmente Felicidad y sentí que mi vida
tiene abundante ocio.

Wang Wei

INMORTALIDAD

Parecía un cuento fantástico. Cada vez que el pescador tiró el anzuelo, pescó un buey de Vu Quang. Esa noche, además, no se vieron estrellas, ni luna, ni los tentáculos fosforescentes de las medusas. Las olas eran muy suaves, ligeros escalofríos sobre la quietud del mar. Sucedió en tres ocasiones. No hubo más, porque el bote comenzaba a ladearse. Cuando ocurrió la primera, la noche aún estaba bullosa y el pescador confiado. Creyó que era un pez grande y manso porque daba tirones ondulados, pero cuando recogió la línea, encontró un buey de Vu Quang. Ni la oscura oscuridad de esa noche, pudo impedir que el pescador viera la raya que marcaba su pelaje desde mitad del lomo hasta la cola. También sus cuatro pequeñas pezuñas. Sacó su casta de marinero para subirlo en el bote, y lo vio morir de la misma forma en que morían los peces nobles. La segunda vez, la noche ya hablaba en lenguas y el pescador era un hombre receloso. No tuvo menos faena que con la pesca anterior, ni menor sorpresa. Lo dejó fallecer sobre la proa, y le acarició los cuernos largos, casi rectos. Un animal de las selvas de Vietnam en los mares de América. La tercera vez que algo mordió el anzuelo, la inquietud le hizo desear cortar el hilo. Para entonces, la noche se había sumido en el silencio, y el pescador era un hombre amedrentado. Sintió bramidos y movimientos humildes. Eso que hace al hombre hombre lo impulsó a peleárselo al océano. Otro buey de Vu Quang de sesenta centímetros a la altura de la cruz. Lo llevó al centro del bote, y se quedó mirándolo a los ojos hasta que ellos tocaron el infinito que intimida a los hombres. No tiró más el hilo, porque el bote comenzaba a ladearse. Durmió con sueño inocente. Cuando llegó al día y a la orilla, no halló rastros de que hubiera sido cierto, pero el pescador se sabía inmortal.

CuentosdeBCRamos.(De Ligeras Historias)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...