viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Feliz año 2011!

De Borges. Final del año.

Ni el pormenor simbólico
de reemplazar un tres por un dos
ni esa metáfora baldía
que convoca un lapso que muere y otro que surge
ni el cumplimiento de un proceso astronómico
aturden y socavan
la altiplanicie de esta noche
y nos obligan a esperar
las doce irreparables campanadas.
La causa verdadera
es la sospecha general y borrosa
del enigma del Tiempo;
es el asombro ante el milagro
de que a despecho de infinitos azares,
de que a despecho de que somos
las gotas del río de Heráclito,
perdure algo en nosotros:
inmóvil.

De Gustavo Tatis Guerra. Niño iraquí viendo la soledad del agua.

Ahora
no tengo otra compañía
que la soledad del agua
busco entre los muros
la sombra del abuelo que abre una puerta
y la luz dorada me invade la cara
pero ya no está él
ni la casa donde jugábamos
ni la calle donde nos sentábamos
a ver llegar el invierno.

¿Adónde fueron las estrellas que vimos
juntos en las noches más solas
cuando aún no habían
bombardeado el cielo?
Fotografía: Estragos del invierno en las poblaciones del Atlántico, Colombia.

jueves, 30 de diciembre de 2010

DE LO QUE HABLA

TOMANDO SOL
Proyecto piloto para la conservación del Crocodylus Acutus con comunidades locales en los manglares de la bahía de Cispatá, Córdoba, Colombia, por parte de la CVS (Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y el San Jorge)

domingo, 26 de diciembre de 2010

De Alejandra Pizarnik. La Carencia.

Yo no sé de pájaros,
no conozco la historia del fuego.
Pero creo que mi soledad debería tener alas.

Casualidades. Por Bertha C Ramos.

CASUALIDADES
Por Bertha C Ramos.
Porque somos animales simbólicos, amamos y defendemos a nuestra patria. A este trozo de tierra del que la gran mayoría de colombianos no posee ni dos centímetros, un escaso grupo de testarudos custodia algunos metros, y un puñadito dichoso –y sospechoso- tiene gigantescas extensiones. A esta significativa

viernes, 24 de diciembre de 2010

De Bertha C. Ramos. El Infeliz.

La navidad fue penosa para Reginaldo Aduén porque abrió por un ladito ese regalo que su esposa le había puesto bajo el árbol y descubrió que nuevamente se trataba de una camisa verde. Ese año Reginaldo decidió que no abriría su aguinaldo en Nochebuena porque ya estaba cansado de escuchar ¡adivinen el regalo del tío Regi! y un coro que respondía burlonamente ¡camisas verdes! Pero tenía la esperanza de que ella hubiera sabido de su deseo de recibir la chumacera niquelada para el bote que pensaba construir. Por eso bajó temprano a buscarla bajo el árbol, cuando aún en La torre de Pompeya no se oían los pajaritos y su esposa descansaba después de haber trabajado  hasta medianoche. Reginaldo regresó a la habitación con ganas de apuñalarla, pero ella estaba dormida y sonreía serenamente porque se acostó pensando en que por fin había aprendido a cortar las camisas verdes que se veían tan bonitas en el cuerpo de su Regi. Él se apresuró a salir a comprarle un abrelatas cuando el sol ya entibiaba  los nidos de los mochuelos. 
cuentosdeBCRamos. De La Torre de Pompeya

NAVIDAD

jueves, 23 de diciembre de 2010

De Ryokan. La Vía de Buda

Ésta es la Vía que él tomó
  para huir del mundo;
ésta es la Vía que él tomó
  para regresar al mundo.
También yo voy y vengo
  por esta Vía,
que establece un puente
  entre la vida y la muerte
y va más allá de toda ilusión.
Fotografía: Mauricio Ramírez, Coorg, India.

De Mario Benedetti. Ruidos secundarios.

Me hago el honor de resignarme
sólo esta noche
como descanso
mañana temprano abriré los ojos
seré otra vez valiente y ordinario
rebelde con las manos en los bolsillos
eterno con la muerte en el ojal
sólo esta noche en que no hay luna
creerme que voy
creerme que vengo
creer que mi corazón ya no podrá jamás
aumentar de tamaño y de nostalgias
sólo esta noche
por favor
por piedad
sentirme vencido
humilde
devastado
hecho y deshecho con deshechos de Dios
puesto a soñar sin vistobueno
dado a mentir sin esperanza
pero sabiendo que se trata
sólo de esta noche estéril y única
mañana a las siete abriré los ojos
y otra vez pondré el hombro sin quejarme
y escucharé el estruendo universal
sin que me engañen ruidos secundarios.

lunes, 20 de diciembre de 2010

De Eduardo Galeano. La desmemoria/1

Estoy leyendo una novela de Louise Erdrich.
A cierta altura, un bisabuelo encuentra a su bisnieto.
El bisabuelo está completamente chocho (sus pensamientos tienen el color del agua) y sonríe con la misma beatífica sonrisa de su bisnieto recién nacido. El bisabuelo es feliz porque ha perdido la memoria que tenía. El bisnieto es feliz porque no tiene, todavía, ninguna memoria.
He aquí, pienso, la felicidad perfecta. Yo no la quiero.

domingo, 19 de diciembre de 2010

POESÍA VISUAL

Nel Amaro Fernández. Poema exacto.

A reinventarse. Por Bertha C Ramos.

A REINVENTARSE
Por Bertha C Ramos.
Si no fuera porque los libros certifican su preexistencia, uno podría asegurar que Juan Gustavo Cobo Borda estaba berraco viendo pasar millones de litros de agua desbocada por el inmenso boquete que se abrió en el Canal del Dique, cuando escribió: País mal hecho/ cuya única tradición/ son los errores./ Quedan anécdotas/ chistes de café,/ caspa y babas./ Hombres que van al cine,/ solos./ Mugre y parsimonia.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Ester de Izaguirre. Infancia.

Hubo un país de cunas y presagios
de guardapolvo blanco y navidades,
de reyes distraídos y cumpleaños fugaces
de estrenos de zapatos y verdades.
Un tiempo en el que el tiempo me sobraba
y sobraban la luz y las palabras.
Yo no crecí, se fue achicando el mundo.
Yo no callé,
se impusieron los cantos y pregones.
No envejecí,
la vida se me espeja en la mirada.
No soñaba,
había una realidad para los otros.
Sin embargo, seré la que mañana
ya no crezca ni calle, ni envejezca ni ame,
y aún así, esencial y despojada,
en un día como hoy de primavera
mi sombra irá buscando todavía
aquel país en el que estuve entera.

viernes, 17 de diciembre de 2010

De Roberto Juarroz. Séptima poesía vertical.

54
La ventaja de los hombres planos
es que pueden vivir en casas planas
y pensar pensamientos planos,
que caben entre las hojas de los libros.

No necesitan pasos en la noche
ni ramas en los árboles.
No necesitan muchas habitaciones,
ni templos, ni caricias, ni candados.

Los hombres planos tapan las miradas
con tapones de corcho.
Y en sus casas no puede entrar la muerte
porque no encuentra espacio.

Los hombres planos siempre nos despistan,
aunque no tengan sombra.
La luna les va tejiendo corazones
y el tiempo les va tejiendo resultados.

Si les falta un candil, siempre arde alguna vela.
Si les falta la voz, el viento los disfraza.
Y les basta un perfil para ubicarse,
mientras llega su noche sin relieves.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

De Eduardo Galeano. La cultura del terror 7

El colonialismo visible te mutila sin disimulo: te prohíbe decir, te prohíbe hacer, te prohíbe ser. El colonialismo invisible, en cambio, te convence de que la servidumbre es tu destino y la impotencia tu naturaleza: te convence de que no se puede decir, no se puede hacer, no se puede ser.

De János Pilinszky. 14 de octubre de 1970

Lloré. Se volvió húmeda mi espalda,
arrugada mi ropa, se hizo magra mi mano.
Yo quería una piel sobre mis miembros,
que al abrazar tuvieras
lo que busca un abrazo verdadero:
la entrega de una fiera.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Causa Justa. Por Bertha C Ramos.

CAUSA JUSTA
Por Bertha C Ramos.
Lo más relevante de que al expresidente Uribe y su grupo de amigos  se les haya dado por liderar una fundación llamada Causa Justa no es la fundación en sí,  porque en este país lo que existe a tutiplén son fundaciones y ONGés. No es tampoco que a él se le haya ocurrido la filantrópica idea, porque al expresidente Uribe se le puede ocurrir cualquier cosa, incluso

sábado, 11 de diciembre de 2010

De Bertha C. Ramos. UN LUTERANO.

En el centro de la puerta de su casa, sobre el ojo mágico, un hombre pintó la Rosa de Lutero. Blanca, discretamente pentagonal y depositaria del corazón que conteniendo una cruz, proclama la salvación por la fe en Cristo. Con esto el hombre indicaba a sus vecinos de la Torre de Pompeya cuales eran sus creencias. Él no tenía compromiso de realizar buenas obras, ni obligación de mover la burda silla de ruedas en que su madre agonizaba, tampoco de concurrir a la sarta de bazares que se hacían en el barrio en pro de damnificados,.
Todo lo que le importaba, fuera de aumentar su fe para conseguir la gracia, era la reproducción de sus pericos australianos. Por eso no volvieron a pasar bajo la puerta de esa casa estampitas religiosas, ni propaganda política, ni tarjetas de domicilios, ni atractivos planes de prepago. Era como si la casa no existiera.
El día en que murió la madre del luterano no hubo sobre el cajón ni una mínima corona, ni otra persona distinta al sepulturero; tuvo que enterrarla solo, aunque se sintió a lo largo de la calle cierto espíritu de duelo. Sin embargo, la aflicción fue pasajera. Cuando el hombre regresó del cementerio se detuvo en una tienda a beberse una cerveza, y allí lo oyeron decir que se encontraba contento porque del último cruce de pericos australianos habían nacido pichones de pico atornasolado. La noche estaba avanzada y hacía frío y las cortinas cabeceaban con la brisa como si fueran cometas. 
cuentosdeBCRamos. De La Torre de Pompeya.
Alexei von Jawlensky. The Old Man (yellow beard)

De Gustavo Tatis Guerra. Wayúus.

Fotografía: Ana Milena Londoño, El Cabo de la Vela, en la guajira colombiana.

WAYÚUS
Hay un lugar del desierto donde conversamos con los muertos. Es el Cabo de la Vela. El mar arrastra las voces de nuestros muertos y no hay secreto que no conozca la tierra. Ante ella nos inclinamos desde el amanecer y escuchamos sus confidencias. Los pastores del desierto llaman a silbos a sus cabras perdidas y miran el reloj en las sombras del sol en los cardones. Aferramos el bastón sobre la piel dura y maliciosa de la tierra y buscamos que ella nos regale la palabra precisa que multiplique el perdón entre los parientes en disputa de la tribu. Ella es la intermediaria ancestral y solícita de nuestro corazón. Las palabras ascienden a flor de alma como un fruto madurado al pie del agua. Es así como nacen los abrazos en la tribu. 
A Weildler Guerra Curvelo.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

De Roberto Juarroz. Duodécima Poesía vertical .

15
Buscar una cosa
es siempre encontrar otra.
Así, para hallar algo,
hay que buscar lo que no es.

Buscar al pájaro para encontrar a la rosa,
buscar al amor para hallar el exilio,
buscar la nada para descubrir un hombre,
ir hacia atrás para ir hacia adelante.

La clave del camino,
más que en sus bifurcaciones,
su sospechoso comienzo
o su dudoso final,
está en el cáustico humor
de su doble sentido.

Siempre se llega,
pero a otra parte.

Todo pasa.
Pero a la inversa.

martes, 7 de diciembre de 2010

De Lazlo Kálnoky. Para un método de trabajo.

1
Ensambla una con otra las palabras
con el cuidado de quien habla
movido apenas por su propia ausencia,
con tanta precisión, con tanto esmero
como pone la muerte en el proyecto
de las arrugas que tras décadas
habrá en las caras de los jóvenes.
2
Contempla los fenómenos
como ve, con los ojos sin vendar,
las plantas y los árboles el preso
el momento anterior a la descarga.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Maldiciones. Por Bertha C Ramos.

MALDICIONES
Por Bertha C Ramos.
Cuenta la leyenda que Bladud, príncipe celta y quien a la postre sería el padre del rey  Lear inmortalizado por Shakespeare, se curó de la lepra revolcándose en barro caliente cerca del río Avon, en Inglaterra. Y agradecido por su curación, fundó la ciudad de Bath en homenaje a la diosa Sulis. Eso cuenta la leyenda. Lo cierto es que

POESÍA VISUAL

De Edu Barbero. Corazón anarco.

DE LO QUE HABLA

Dormíamos cuando no teníamos sueño. Comíamos cuando no teníamos hambre.
Calculábamos las horas con el relojito de mano que nos regalaron el día de nuestro santo, olvidando el reloj del jardín que señala todo un verano.
Ahora queremos poner el relojito de acuerdo con nuestro pulso, viendo la hora que señalan las manecillas de las sombras, arriba, en el tablero verdidorado de la hierba.
Aún hay tiempo de cortar amapolas para que nuestras manos no envejezcan en el claustro de los libros.
Yannis Ritsos.
Fotografía: Niña nepalí, Mauricio Ramírez.

viernes, 3 de diciembre de 2010

De Bertha C. Ramos. Musas.

Nuestra vecina tenía la costumbre de hacer crucigramas y limpiarse las uñas de los pies al tiempo. Palabras, uñas, palabras, uñas, palabras, uñas; las respuestas fluían espontáneamente. Alguna vez probó a cambiar de táctica y quiso resolver los crucigramas consultando el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Fue un intento infructuoso. Las uñas de sus pies parecían poseer una recóndita memoria.
cuentosdeBCRamos. De Relatos de terceros en primera.

De Bertha C. Ramos. Trasteo.


Para que nadie los viera, unos pobres se mudaron a la Torre de Pompeya un jueves santo a medianoche, y un ateo que se estaba masturbando en el balcón, no pudo evitar mirarlos mientras arrastraban cajas bajo el halo fluorescente que proyectaba la luna. Por la mañana el ateo estuvo en la tienda, y dijo que ese trasteo no traía ni colchones ortopédicos, ni aparatos electrónicos, ni lamparitas de pie, ni cuadros enguacalados, pero no dio más detalles. El primer día los pobres se encerraron en la casa, y el ateo buscó la forma de acercarse llevándoles una torta de alcachofas. Los pobres se la comieron aunque les supo a forraje y se les hizo un pegote en la garganta y se vieron obligados a ir pasándola con agua. Sin embargo, agradecieron el gesto del vecino con apretones de mano y una matica de anturio cultivada en una lata de sardinas. El ateo juró por Dios que tenían las palmas toscas y todos olían a humo y a vinagre, pero no dio más detalles. El domingo de resurrección los pobres fueron a misa y comulgaron; por la tarde caminaron por el parque montándose en los columpios y elogiando los colores de las hojas de los sauces, admirados de la forma en que la gente se asolea con los últimos brillitos del poniente en esos barrios del norte. El ateo estuvo enclaustrado esperando que la luna apareciera para salir al balcón y comenzar a masturbarse.
cuentosdeBCRamos. De La Torre de Pompeya.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...